Páginas vistas en total

martes, 10 de diciembre de 2013

Diciembre2013/Miscelánea. EL ARTE DE PODAR LAS VIÑAS.

Durante mucho tiempo la vendimia congregaba en la zonas vitivinícolas a miles de vendimiadores que acudían a ganarse un jornal. En los últimos tiempos hubo multitud de problemas con los emigrantes: de contratación y seguros, sanitarios, de habitación, etc., etc. Los informativos regionales y nacionales abrían con los problemas de los vendimiadores. Todo eso se ha resuelto con la vendimia mecánica. Acudes a una zona vitivinícola en periodo de vendimia y casi ni te enteras. A 10 de diciembre, sólo el moscatel de Encinacorba, que debe recogerse manualmente, está todavía en la cepa.
*
Estas cepas han perdido ya las hojas y por casualidad se han quedado sin vendimiar. De esta forma podemos ver que, gracias a la poda y a la disposición de los sarmientos en espaldera, el fruto se sitúa en una franja que nos permite la vendimia mecánica. La vendimia mecánica se hace mediante la absorción del grano con aire a través de unas toberas. La poda tiene mucho de modelación de la cepa y mediante ella se le da la forma deseada. Hay dos tipos de poda básicos: en vaso y en espaldera. En el tradicional o en vaso, se le dejan a la cepa tres o cuatro pulgares y la recolección tiene que ser manual. En la mayor parte de las zonas vitivinícolas la recolección se hace mecánica, para ello ha sido necesario adecuar la planta a la forma llamada de "espaldera".
*
Viñas en "espaldera" tras perder la hoja y previa a su poda.
*
Viña en espaldera podada y labrada de cara al invierno.
*
Viña en espaldera.
*
Viña en "espaldera" sin podar.
*
Viña tradicional con poda en forma de vaso o tres pulgares.
*
Puede observarse la poda efectuada en esta viña tradicional.
*