Páginas vistas en total

domingo, 1 de septiembre de 2013

Septiembre2013/Miscelánea. NUESTRO PATRIMONIO

NUESTRO PATRIMONIO
*
De nuevo se va a poner sobre el tapete a Villanueva de Sigena. Se trata de otro paso en pos de recuperar el patrimonio aragonés en Cataluña. Para que el lector no se haga un lío vayamos por pasos. Los catalanes tienen patrimonio aragonés obtenido de las siguientes maneras. Veámoslo de forma temporal.  Desde principios del siglo XIX (Guerra de la Independencia-desamortizaciones) básicamente, se pone en el mercado muchas de las antigüedades que poseía nuestro territorio y a las que se daba poco valor. Surgen los cazadores de gangas orientados y asesorados por arqueólogos. Juan Cabré practica la noble ciencia de la arqueología pero también facilita información a los compradores. Es el caso del santuario Celtíbero de Peñalba de Villastar. Los catalanes aprovechan la ignorancia y la pobreza para hacerse un patrimonio que es aragonés. Seguidamente se compran todo tipo de piezas en un mercado sin regular y un patrimonio sin catalogar. Es un verdadero desastre que dura muchísimo tiempo. Contra esa práctica existe el derecho de saca o abolorio que ha dado escasos o nulos resultados. También, en la pasada Guerra Civil (36-39) las tropas catalanas que invadieron el Aragón oriental, además de pasarlo casi todo a fuego y cuchillo, una parte viva del desastre se lo llevaron como expolio de guerra. No tan exactamente como lo papeles de Salamanca, sino peor. Luego están los bienes de las parroquias que pasaron a dominio aragonés y cuyo litigio está candente. Por lo tanto hay varios frentes y como se verá, todos ellos van en una dirección. Cataluña practica el imperialismo (la rapiña) con sus vecinos aragoneses con los que constituyó en tiempos la famosa Corona de Aragón. También, estos mismos catalanes, que en muchas ocasiones lucharon contra la bandera de los reyes de Aragón, ahora la usan con pretensiones de exclusividad. Este patrimonio aragonés, de momento en Cataluña, dará mucho que hablar a lo largo del tiempo y dará muchas páginas a la prensa. El Gobierno de Aragón debe tomar la senda de la firmeza, sabiendo que la batalla es dura y larga. Sólo al final de un largo proceso lograremos que nuestro patrimonio este de nuevo reunido en nuestras manos. Sólo el que se vendió legalmente no se puede reclamar y de ese también hay muchísimo fuera de Aragón. Entre esos bienes están los artesonados mudéjares de Teruel o el Libro de los Fueros de Aragón (Vidal Mayor): joyas de un valor incalculable.
*
*
*
*
Día, 2 de septiembre de 2013
*