Páginas vistas en total

jueves, 19 de septiembre de 2013

Septiembre2013/Miscelánea. LA IGLESIA DE SICHES (BARCELONA), ENTRE LA SIERRA DE GARRAF Y EL MAR.

SAN BARTOLOMÉ Y SANTA TECLA
*
La iglesia de Siches es muy marinera, anclada a un peñasco de la sierra del Garraf, boga hacia levante con un cañón en la proa.  Es barroca (siglos XVII y XVIII) en su estructura y en casi todos sus altares, excepto el mayor. No es éste, ahora, nada más que los restos del primitivo construido por el napolitano Nicolás Credença allá por el año 1499. Tiene otros altares modernos y repintados de escaso valor artístico. Dos torres, una inconclusa  aparejada con el reloj y el campanario concejil. Un órgano, también barroco, en mitad de la nave central que parece impostado pues el sitio no es el más adecuado. Sales de la iglesia y una escalinata te lleva a la playa. Las vistas son extraordinarias y la curva que une el azul del cielo con el verde del mar intuye, a lo lejos, Cádiz y América.  La iglesia se ha conservado bien pese que hasta finales del siglo XVIII las costas mediterránea estuvieron batidas y saqueadas periódicamente por los piratas otomanos. Aquí nació Antonio Mingote, pues su padre, Ángel, era organista en su Daroca natal y casó con una tarraconense. Luego Antonio tuvo dos patrias chicas: Teruel y Daroca y una grande que fue España. Seguro que Ángel tocó el órgano en la misa mayor de los domingo para deleite de los indianos en el lejano año de 1919 en que nació aquí, su hijo.
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*