Páginas vistas en total

lunes, 30 de septiembre de 2013

Septeimbre2013/Miscelánea. EL VÍA CRUCIS DEL MIÉRCOLES SANTO EN TERUEL

PATA NEGRA
*
La sociedad turolense ha sido siempre muy cerrada, lejos físicamente de los centros de poder se ha organizando estableciendo agrupaciones sociales para detentar el control político y económico  en esta pequeña población. “Los Racioneros” han sido el ejemplo más palpable: “nacidos en Teruel de padres turolenses”. El “seisado”, en época de crisis, no podía dejarse el poder municipal en manos de cualquiera. Gremios y cofradías participaban de la misma premisa. En el tardofranquismo hay un grupo social al que se critica con dureza, son los médicos de Teruel. Andalán hace un número extraordinario sobre ellos y el número es secuestrado por la autoridad política. Desde 1942, la Hermandad del Santo Sepulcro y del Santísimo Cristo del Amor ha realizado todos los miércoles de la Semana Santa turolense el tradicional Vía Crucis. Pero no son los actos religiosos lo que ahora nos interesan, sino el aspecto sociológico del mismo y quién son los miembros de la “Hermandad”. Tras la Guerra Civil (36-39) la relación Iglesia-Estado es magnífica y la sociedad civil de Teruel, como la de toda España, responde al vínculo establecido: Nacional-Católico. Esta “Hermandad” reúne lo más granado de la sociedad turolense. En esta ocasión no serán los intereses directos los que unen, quizás, en esta ocasión, el componente político sea más fuerte tras una “Batalla de Teruel” que a todos había dejado descolocados. Hay que unirse para salir hacia delante. En efecto, en este Vía Crucis que se organiza antes incluso de tener  Teruel obispo (León Villuendas Polo), son las principales familias turolenses y las de más “solera” las que salen a dar la cara. Luego, se mantendrá esta “tradición” de ser miembro de la hermandad y afiliar a sus hijos siguiendo una rutina que unas veces se cumple y otras no. El lector puede echar un vistazo a la lista de miembros de la hermandad y no saldrá defraudado. Aquí están los “pata negra”, un “club” muy selecto y sólo un Pizarro de tercera generación: Manuel Pizarro Moreno. Lo mismo le pasa a Biel, que no alcanza a integrarse, sin embargo, si que lo hace Belloch (padre) y una nómina importante de bajoaragoneses (médicos y altos funcionarios). Seguro que en el fondo también hay cuestiones de amistad, rencillas, envidias, etc. A quién no le suenan los: AGUILAR, ADÁN, ALCALÁ, ASENSIO, ASPAS, BENDÍ, BUÑUEL, DIEZ DEL CORRAL, ELIPE, FERRÁN, FORTEA… JOSÉ IBÁÑEZ MARTÍN…. ETC., ETC. ¿Pura coincidencia? No lo creo.
*
*
*
*
*