Páginas vistas en total

lunes, 24 de abril de 2017

Abril2017/Miscelánea. ECO DE TERUEL PUBLICA EL SIGUIENTE ARTÍCULO SOBRE LA PROBLEMÁTICA DEL TREN QUE REPRODUCIMOS AQUÍ POR SU INTERÉS.

ECO DE TERUEL
Informe Dominical: Por qué el tren por Teruel no “suena bien” en Zaragoza

Recreación virtual del eje ferroviario que desechó la Unión Europea
*
Últimamente los turolenses nos hemos visto sorprendidos por unas ciertas declaraciones y reacciones provenientes del entorno político y económico zaragozano en las que parece que no se aceptaba de buen grado el avance de las anunciadas  inversiones ferroviarias por Teruel, aunque sea en programas plurianuales.
El último en hacer declaraciones de este tipo ha sido el propio Presidente Lambán , que en sus declaraciones penúltimas , parece que no da el calor necesario a un corredor, entre Zaragoza y Sagunto, que beneficiaría a Teruel. Sí que lo apoya, pero, por la razón que sea, sus palabras generan dudas.
¿Por qué pasa esto? ¿Que lleva en la cabeza el poder político zaragozano cuando se habla de trenes y logística?
Como esto es importante para saber dónde estamos los turolenses (y nuestra vía de tren) y , sobre todo, que podemos esperar de nuestros poderosos vecinos provinciales, vamos a analizar y dar algunas claves de lo que está pasando con el tren por Teruel y su repercusión en Zaragoza.
Primera clave.- Tenemos que tener claro en Teruel que La única reivindicación ferroviaria que  el poder político y económico zaragozano  tiene como irrenunciable de verdad  es la denominada  Travesía Central de los Pirineos .Da igual lo que se diga, la única realidad es esta.
Esta travesía es la que uniría el sur de Francia con el norte de España pasando por Zaragoza y su plataforma logística. Este paso, de una u otra manera se viene pidiendo desde los años 80. El coste de esta travesía central de los pirineos se puede estimar en más de 4000 millones de euros solo la construcción de un túnel de 35 km para atravesar los pirineos.
Repetimos que esta, y no otra, es la única reivindicación vital para el poder económico y político zaragozano. ¿Qué ocurre con esta travesía, que no avanza? Pues que ni el gobierno francés, ni el español ni la Unión europea lo consideran tan prioritario como si que lo considera el poder político y económico Zaragoza. Por ello, la Unión Europea no lo fijó como una prioridad y los ha diferido en el tiempo y lo ha puesto, ha puesto, esta travesía por detrás de otros corredores nacionales como el corredor Mediterráneo, el Corredor Central y hasta del teórico corredor Cantábrico – Mediterráneo. Es decir, está, en la práctica, olvidado.
Todos los presidentes de Aragón desde la vuelta de la Democracia han hecho bandera de esta Travesía y han llevado la reivindicación de este corredor a Madrid y han supeditado, de hecho, cualquier inversión ferroviaria en Aragón, a la realización de esta Travesía Central  de los Pirineos.
Existe hasta una Fundación publica, la Fundación Transpirenaica , en la que participan  el Gobierno de Aragón , las diputaciones provinciales aragonesas y los agentes sociales. Su misión era fomentar, con el dinero del Gobierno de Aragón, la construcción de esta Travesía que ahora contrata estudios sobre el paso de mercancías por Canfranc
El problema de esta reivindicación es que como hemos dicho, solo la prioriza el poder político y económico zaragozano.
Segunda Clave.- Y teniendo muy clara esta primera clave , vemos que en los presupuestos del Estado aparece una inversión, a petición aragonesa , de 70 millones de euros, en varios años para la línea del Canfranc. Y esto no es otra cosa que el cambio de estrategia ante la negativa de Europa a priorizar la Travesía Central. Si no se puede hacer pronto la Travesía Central, el poder zaragozano ha pensado en dejar hecha, o muy avanzada, la parte española de esa Travesía , mediante la inversión en la llamada reapertura del Canfranc y así acelerar, por la vía de los hechos, lo que no se puede hacer con financiación europea (o sea la repetida Travesía Central) . Incluso el propio Consejero  Soro no se esconde y dice que cuando se habla de la reapertura del Canfranc , de lo que se esta hablando es de las comunicaciones transfronterizas.
Porque la línea de Canfranc-Zaragoza hoy, tiene que quedar claro, no tiene tráfico de mercancías. Ni pasajeros. Y una inversión de ese calibre solo se justifica si se está pensando en la Travesía Central.
Últimamente ha aparecido otro factor a tener en cuenta. Y es que el poder económico zaragozano, las familias pudientes de la región, han adquirido la estación de esquí de Candanchú y que para que esta estación funcione es necesario mejorar las comunicaciones por tren (que son estas que les decimos de la línea de Canfranc) y por carretera. Ya verán como en los próximos años se habla mucho de la conocida como “Unión de las estaciones de esquí aragonesas”. Por esto que les decimos.
Tercera clave.- En el fondo, a Zaragoza ve muy lejana y como contraproducente para su objetivo final, la reivindicación del Corredor Cantábrico -Mediterráneo por Teruel. Este corredor benéfica a Teruel y , sobre todo al puerto de Valencia en su lucha con el puerto de Barcelona , en la lucha por la hegemonía de los puertos españoles. Zaragoza tiene una magnífica relación de años con el puerto de Barcelona, del que es sucursal en tierra adentro( o puerto seco , como dicen ahora). Mercazaragoza tiene estrechísimos acuerdos con el mismo puerto barcelonés. Y el Gobierno de Aragón es socio del Puerto de Barcelona.Y no del de Valencia.
Cualquier cambio que rompa esta situación es vista con “prudencia” por el poder zaragozano. Solo así se entiende la frialdad con las que se ha acogido el anuncio de inversiones en la línea de tren Sagunto-Teruel , anuncio realizado por el Puerto de Valencia. Uno, desde Teruel, podría pensar que habría que estar mas agradecido al puerto valenciano, que se va a gastar en nuestra vía de tren 70 millones de euros. O por lo menos darle las gracias. Y eso no ha pasado aun .Dos detalles ilustrativos de esto.
El propio Presidente de Aragón, en su discurso del día de Aragón en Teruel dijo, literalmente, “que la inversión del Puerto de Valencia y la reactivación del Corredor Cantábrico –Mediterráneo por Teruel, nos costó alguna incomprensión ya que algunos pensaron que eso era dejar atrás el viejo proyecto de le Travesía Central de los pirineos”.  Espectacular reconocimiento de cómo está la situación, ¿no?
El segundo detalle son las palabras de  Alfonso Solans, representante de las familias más poderosas de Aragón y dueño de Pikolín, que  manifestó hace unos pocos días, de nuevo,  la necesidad de esta Travesía Central , ante unos pasos de los pirenaicos que están saturados, según dijo. Es decir, la reivindicación de la Travesía Central sigue estando total y absolutamente presente en su cabeza y animo. Eso sí, luego apoyó el Cantábrico- Mediterráneo.
Cuarta Clave – Por esto que les hemos explicado, en Zaragoza no se lleva bien que el corredor Zaragoza- Teruel -Sagunto se mejore. Y mucho menos que sea como parte de un corredor que una el Cantábrico y el Mediterráneo, por Valencia. Este corredor, el Cantábrico-  Mediterráneo, mas el corredor Central, mas el propio Corredor Mediterráneo,  han quitado  sentido y urgencia a la repetidamente citada Travesía Central de los pirineos.
Quinta clave.- Pero aparece otro factor ahora que puede ser decisivo. Y es el apoyo total  del puerto de Valencia, y del poder económico valenciano, a la conexión de Zaragoza y Sagunto por una buen vía férrea y por un corredor con el Cantábrico. Y el poder económico valenciano no es cualquier cosa.
Mercadona va a instalar su principal almacén logístico en España  en el Puerto de Sagunto. Y a Mercadona le interesa que la vía de tren  Sagunto-Teruel-Zaragoza este bien. Y el propietario de Mercadona sí que es escuchado en los círculos políticos de Madrid .
Según todas la fuentes consultadas, si la línea Sagunto-Teruel-Zaragoza, se utiliza medianamente y se llega a un nivel de inversión que permita este uso normalizado(con costes normales de uso), el propio mercado hará que esta línea sea usada y si es usada, será prioritaria. El mercado será imparable y hará imparable el arreglo de esta línea
Arrimémonos, pues, a nuestros amigos valencianos, démosles en Teruel calor que no les dan en Zaragoza y recemos para que avancen las obras hasta ese punto mínimo de mejora de costes que decíamos más arriba. Y en Zaragoza, que piensen lo que quieran.
***
**
*