Páginas vistas en total

miércoles, 7 de octubre de 2015

Octubre2015/Miscelánea. PÍO BAROJA Y ORIHUELA DEL TREMEDAL

II
LOS GUERRILLEROS DE PALILLOS
Orihuela del Tremedal es un pueblo blanco, con aire andaluz o valenciano, con bastantes calles y la plaza con una fuente en medio.
En un cerro próximo se alza un famoso santuario, quemado por los franceses en tiempo de la guerra de la independencia. Los tremedales o tembladeras son lugares cenagosos de turbas que tiemblan y engañan, pues parecen firmes, y en ellos puede desaparecer a veces hasta un hombre a caballo.
Poco antes de llegar a Orihuela, Alvarito y el Peinao vieron en el camino un hombre y una mujer, los dos de negro; él, andando a pie, con una guitarra cruzada en la espalda, y ella, montada en un borrico. Tenían un poco el aspecto de las figuras clásicas de la huida de Egipto.
Al acercarse a ellos, Alvarito y el Peinao, el hombre les pidió una limosna. Era ciego, de aire trágico y terrible, la cara llena de cicatrices, el aspecto enfermizo y un pañuelo atado con cuatro nudos en la cabeza.
La vieja, vestida de negro, arrugada y seca como un sarmiento, miraba con sus ojos brillantes como dos azabaches.
Alvarito dio al ciego una moneda de cobre, siguieron marchando y llegaron a Orihuela. La posada de Orihuela era grande, encalada, con zaguán ancho, seguido de un pasillo y puertas azules. El Peinao conocía a la posadera; la encargo la comida, y se fue a dar de comer a sus mulas a la cuadra. Entre tanto, Alvarito anduvo por la posada y bajó al zaguán. (Pío Baroja. La nave de los locos.)
Santuario de Nuestra Señora del Tremedal
Fotografía de Juan Mora Insa.
*
Estado actual del santuario.
*