Páginas vistas en total

domingo, 25 de octubre de 2015

Octubre2015/Miscelánea. ARAGÓN YE O MÍO PAÍS

Aragón ye o mío país.
 Construido de norte a sur. Desde las altas montañas hasta los valles anchos y profundos, para luego, remontar la Ibérica hasta crear hueco y solaz en lo más feraz de la celtiberia. Con pastos para el ganado y tierras para el cultivo. Hecho por infinidad de generaciones y heredado temporal y universalmente. Sobre su piel rugosa pero suave, los caminos y las sendas. Los ríos y riachuelos que van abriendo herida de carne y tierra. Dormido sobre centenarios olivares. Sobre rojos viñedos otoñales. Sobre montañas y somontanos de color. Lleno de frutos y semillas. Adornado con fuentes y praderas. De verde pino, de azul carrasca, de prados de ababoles para mayo y espinos blancos en abril. Lo barre y ventila el cierzo, que es el señor universal de los vientos. Paja de trigo, grano de uva y liquido dorado de la oliva. Aquí, el agua se remansa y riega la dulce vega. Allá, el corzo corre libre por el monte. Por la inmensidad de su cúpula celeste miles de aves anidan en el mundo de los sueños. Ye o mío país. Frágil como el cristal y dulce como la miel. Azucena perdida en la cuneta y ciprés enhiesto en el otoño. Por qué tus hijos abandonan el manto dulce de tu tierra fresca. Cerradas las cancelas, el polvo del silencio recorre las calles y las tapias de las cerradas. Una oveja bala y, un mochuelo, gime en el silencio del tronco horadado del chopo cabecero. Adorable país deshabitado y triste. Hoy quiero asomarme a tu orilla para contemplar tanta belleza, ahora acidulada. Un corazón que sueña. El abrazo gentil de la mañana. El gorrión sarmentero en vuelo presuroso sobre el grano perdido. El tañer de las campanas de la iglesia, llamando a misa vespertina. Dulces geranios en la ventana y visillos primorosamente bordados. El ramo de olivo seco de la última Semana Santa.  Aragón ye o mío país. Para cuando el estío regrese y las frutas del huerto maduren. Para la fiesta mayor y para la muda de misa de doce. Para las risas en las calles y el bullicio en las peñas. De nuevo un espejismo y, de nuevo, el silencio en las barderas y el musgo en las umbrías. Pañuelos al viento y un adiós lejano y frío. Aragón aterido, desolado, abandonado…ye o mío país.
Aragón ye o mío payís.
 Fraducato de norte enta sur. Dende ras aldas mondañas dica ras bals amplas e fundas. Con paxenters ta lo bistiar y tiarras ta cautibar. Erenzio temporal d´un desinfín de chenerazions. Sopre a pelleta suya, corrucata y toba, os camins y senders. Arrius y arrigatiellos fienden y esmagran carne y tiarra. Adormito sopre zenteners oliberals. Sopre royencos biñals agorrals. Sopre mons y semontanos coloritos. Rebutiu de fruitos y simienza. Adornato con fuans e patrals. De berde pin, d´azul carrasca, d´ababolerals mayencos y lirolers abrilencos. Lo escoba y xoría lo zierzo, siñor unibersal de ros biandos. Palla triguera, grano d´uga y dorato liquido d´a oliba. Astí l´augua se´n abadina y arriega la dolza bega. Astá lo cuerzo marcha escopetiau por o ziel. Por a grandura d´a cupula zeleste milentas d´aus aniedan en o mundo de ros suanios. Ye o mío payís. Crebatizo como lo cristal e dolz como ra mial. Azozena amagata en o marguinazo y zipizero empinau en l´agüerro. Por qué os tuyos fillos albandonan o manto dolz d´a tuya tiarra fresca. Tancatas as cletas, a polseguera d´o silenzio arrecorre as carreras y paretons de ras zarratas. Una  obella esbeleca y un muchuelo chemeca de silenzio en o trallo foratau de ro choplo capezer. Adorable payís buedo de chen y tristo. Güé me peta de cucutiar dende ra tuya marguin, por tal d´i alufrar tanta politeza agora azetulata. Un corazón qu´ensuania. L´abrazata bogal de ro maitín. Lo gurrión xarmienter en bolito aprezisato sopre lo grano cayito. Lo bandiar d´as campanas de ra ilesia, cridando á ra misa d´a tardada. Dolzes cheranios en a finiastra y bisillos delicatamén bordatos. O ramo d´olibera xuta d´a zaguera Semana Santa. Aragón ye o mío payís. Ta cuan l´estiu ritorne y ras fruitas d´o güerto i maturen. Ta ra fiasta gran y ta ra muda d´a misa de doze. Ta las riseras en as carreras y a xinglata en as peñas. Autra begata l´espiellismo y autra begata lo silenzio en as barderas y a molsa en os pazinos. Moquers á l´aire y un adiós lexano y frido. Aragón encherbediu, eslanguito, albandonato.... ye o mío payís. (trad.: M. Martín Pardos).
LAS GOLONDRINAS
PINCHAD AQUÍ:
*
*