Páginas vistas en total

martes, 13 de octubre de 2015

Octubre2015/Miscelánea. EL TREN DE TERUEL Y EL "ESFUEZO EN LÍNEA"

EL TREN DE TERUEL
(Por enésima vez)
*
Es muy posible que los miembros de la CUP (Candidatura de Unidad Popular) que luchan por la independencia de Cataluña y por el "desenganche" de Madrid, vengan a residir a Teruel, ciudad que no tiene conexión ferroviaria con la capital de Estado. Teruel permanece aislada, por tren, de las instituciones del Estado español. Si nos declarásemos independientes, ni siquiera habría que hacer sabotajes ni "desenganches".
*
Mientras que nuestro consejero de Movilidad de la Cha, en Aragón, anda pordioseando alguna limosna para nuestro ferrocarril. En Barcelona, por el contrario, con los más avanzados ferrocarriles en funcionamiento de España y Europa, se produce el sabotaje de la línea. No hay que ser muy sagaz para saber su significado, se trata del lema de la CUP: “El desenganche de España”. En que lugar mejor que en el tren, para representarlo y simbolizarlo. El Ave es el cordón umbilical que une a Madrid con Barcelona y con Europa. De ahora en adelante vamos a seguir teniendo problemas con este trazado al pasar, dicho ferrocarril, por territorio hostil (y el Canfranc cerrado).
Por el contrario otros territorios, singulares, debemos pordiosear una limosna para que acondicionen un ferrocarril en precario constantemente. A nuestra mente acude la reflexión de que, esta afrenta, atañe a la igualdad y a la dignidad de las personas. Apoyar, pues, a la Plataforma en Defensa del Ferrocarril es algo que deberíamos priorizar los turolense. “Trabajar en línea” es decir con toda la población de su recorrido actual y futuro un planteamiento acertado.
En esta ocasión mostramos el boletín que elabora en Cariñena la “Asociación de Amigos del Ferrocarril” y que lleva por cabecera el título de VÍA ESTRECHA. En Cariñena han trabajado bien por el ferrocarril y tienen un magnífico centro de interpretación que otro día veremos.
Ahora se trata de dar vida a una vía muerta. De reclamar y exigir lo que tantas veces se ha prometido. Una vía digna. Esa dignidad no cabe explicar en que consiste. Tan desastrosamente tenemos la línea férrea que señalar sus deficiencias nos llevaría demasiado tiempo. Tanto como el que cuesta el llegar de Teruel a Zaragoza o Valencia.
Aquí, todos los partidos deben ir al unísono, como en aquella única ocasión en la historia de Teruel, que salió unida bajo la fórmula: TERUEL EXISTE. En aquella ocasión se sacó una pegatina que ha tenido un enorme acierto. Decía: “AVE DE RAPIÑA, TERUEL POR SU TREN COMO UNA PIÑA”. Efectivamente, el AVE ha rapiñado y se ha llevado todo el dinero que debería ir a parar, en justicia, a las otras líneas secundarias, dejándonos, como deja el ave rapaz a su presa… sin plumas.
*
*
*
*