Páginas vistas en total

domingo, 25 de octubre de 2015

Octubre2015/Miscelánea. EL BÁCULO O BASTÓN... Y EL PATRIMONIO HISTÓRICO ARTÍSTICO DE ARAGÓN

BÁCULO, CAYADO, BASTÓN O GARROTE
*
En temas de patrimonio histórico-artístico es conveniente mirar, de vez en cuando, por ver lo que hacen nuestros vecinos. En este caso, los castellano-leoneses, que disfrutan del mayor patrimonio histórico habido en España. En esta ocasión traemos a colación  “ProMonumenta”  una revista que hacen los “Amigos del Patrimonio Cultural de León” y, desde luego, de forma ejemplar.
En Aragón este tema del patrimonio histórico es muy sentido, sobre todo por la disparatada historia que ha sufrido y que todavía pesa sobre él. Para hacer frente al reto que supone su recuperación, es necesario, no sólo paciencia sino ingenio, fortaleza y decisión firme, además de sostenida en el tiempo. No ocultaré las dificultades, pero tampoco, que es necesario acometer de una vez por todas este tema que nos lastra y que crea “mal rollo” con nuestros vecinos catalanes. El actual Director General de Patrimonio ya se puede “atar bien los machos” si no quiere pasar a la historia como otro del montón, incapaz de resolver en ninguna circunstancia, siquiera sea, parte del contencioso.
A tal efecto, necesitará báculo o bastón de mando. Señal y símbolo de autoridad y fortaleza. Se habla a menudo de la impresionante personalidad y autoridad que adornaba la figura de Benedicto XIII el Papa Luna. Pues, ahora, es el momento de poner en valor la fortaleza que debe acompañar a los representantes del viejo reino de Aragón.
BÁCULO
Dice ProMonumenta: “El uso del báculo o cayado, como símbolo del poder pastoral y de la plena jurisdicción del obispo oficiante en  las funciones pastorales, se remonta al menos hasta el siglo IV. Era tema bastante recurrente representar la escena de la Anunciación en su rosca. Dos excelentes ejemplo son el de San Martín de Hinojosa, abad de Huerta, y más tarde obispo de Sigüenza, del siglo XIII, y el del Papa Benedicto XIII (El Papa Luna), de finales del siglo XIV, que se conserva en el Museo Arqueológico de Madrid.”
No es, sin embargo, extraño ver el báculo o cayado en las figuras que encarnan el inicio de nuestra civilización, tal como en los faraones egipcios. Seguramente, todo extraído de la primitiva tradición del pastoreo. El mismo Moisés, por señalar un caso bien conocido, hace del bastón el instrumento capaz de sacar a su pueblo de la esclavitud.
Hagamos, pues, del principio de plena, legal y legítima autoridad, ya sea con bastón o sin él, el instrumento que nos lleve a la resolución de los temas que tiene actualmente pendientes, Aragón, en tocante al patrimonio histórico-artístico.
*
*
*
*