Páginas vistas en total

lunes, 5 de octubre de 2015

Octubre2015/Miscelánea. EL TÚNEL DEL TREN EN EL TÚNEL DE LAS COMUNICACIONES TUROLENSES.

SIN FERROCARRIL NO HAY FUTURO
*
He aquí la clara convicción que tenemos y la razón por la que perseveramos en nuestras propuestas, en nuestra “matraca”. La defensa del ferrocarril es esencial, es estructural, y es la clave para no quedarnos aislados en medio de la nada.
La historia de las comunicaciones en la provincia de Teruel es la historia de un fracaso. De las vías romanas se pasó a los caminos de herradura y fue la Ruta de la Lana (camino de herradura) la principal vía de conquista y comercio durante muchos siglos. En la Historia Contemporánea y tras la división de España en provincias (1833 Javier de Burgos), no se supo articular nuestro territorio. El eje debía haber sido, Teruel Calanda, por Cantavieja. Hoy día, este eje aún está en obras. La semana pasada pasamos por allí y comprobamos el estado de las obras. Pero sería en el año 1901 (mil novecientos uno) cuando se terminara el Central de Aragón y comunicara, por fin, mediante ferrocarril a la última capital de provincia de España: TERUEL.
Entre los años 1964 y 1969 Madrid y Barcelona construyen sus primeras autopistas libres y de peaje. Sin embargo, no será en Teruel y  hasta el año 2008, cuando se trace la primera autovía de la provincia consiguiendo, eso sí, otro record: ser la última provincia española a la que llega una autovía, es decir una vía de gran capacidad.
La línea ferroviaria que une Sagunto con Somport pasando por Zaragoza es el tema de nuestras preocupaciones. Un línea ferroviaria constantemente puesta en entredicho y que se mantiene a duras penas. Una línea transversal que podría tener su “chance” si se articularan las comunicaciones con Francia y, también, con el Cantábrico.
La razón de nuestras preocupaciones es la falta de resolución del Gobierno central para poner en valor estas líneas de desarrollo. La conexión con Francia sería vital para nuestras comunicaciones dándonos una línea de desahogo e independencia respecto  Cataluña y el País Vasco. La conexión con Bilbao daría “aire” al puerto de Valencia y Bilbao, una vez desechado el eje primigenio de Santander.
Pero el dar vida a esta línea, siempre en el “aire” no depende del Gobierno de Aragón, depende, básicamente, del Gobierno Central y tal y como nos tienen acostumbrados  a los aragoneses al ninguneo, parece que de entrada: estamos pesimistas.
Nuestra función es pedagógica: exponer, matizar, pedir, apoyar y dar cauce con todas las opiniones necesaria de cara a la vertebración de nuestro territorio. Media provincia sería beneficiaria de ello y aportaría capacidades para la reindustrialización y el transporte de mercancías (sobre todo) y de personas.
Nuestro Gobierno regional (autonómico) debe batallar en esta dirección sin descanso. Un día sí  y otro también. Llevando nuestras justas reivindicaciones a Madrid con fuerza, sea quien sea el que ocupe el poder. Aquí nos lo jugamos todo.
La sociedad turolense, capital y provincia, debe concienciarse y trabajar en este eje de desarrollo y progreso de forma continua y decidida. Ya está todo debatido, no tenemos duda alguna del camino a seguir. Queremos un ferrocarril digno y eficaz para que nuestro futuro y el de nuestros hijos tengan un mínimo de garantía.
Cuando se hizo el AVE Madrid Barcelona se comunicaron todas las capitales catalanas… qué decir de Aragón... Si nos han burlado es por no tener una voz firme y decidida sobre el asunto. ¡Que no nos vuelva a suceder! Juntos por el tren… ¡como una piña!
*
*