Páginas vistas en total

sábado, 17 de octubre de 2015

Octubre2015/Miscelánea. LA VENDIMIA MECÁNICA EN EL CAMPO DE CARIÑENA Y LA OBSOLESCENCIA PROGRAMADA

EL ENGAÑABOBOS
(En el Aragón del siglo XXI)
*
Para los que hemos ido a segar a corbella. La corbella en la mano derecha y la zoqueta en la  izquierda. Para los que luego vimos segar con la engavilladora y más tarde, con la atadora. Para los que, finalmente, vimos llegar las cosechadoras y discutir sobre la cantidad de grano que se perdía… sabemos que no hay vuelta atrás.
 Para los que vimos que venían de Galicia a vendimiar, como Antón Castro, a Cariñena. También, para los que después llegaron de Marruecos, Senegal el Congo etc. etc., se les acabó el trabajo irremisiblemente. Hoy las máquinas vendimiadoras hacen la tarea sin el más mínimo problema. Hace no demasiado tiempo, para las vendimias, llegaban al Campo de Cariñena miles y miles de personas para ganarse un buen jornal. Hoy día, llegas a Cariñena en plena vendimia y la vida sigue su rutina. Ha desparecido como por arte de  magia aquella masa ingente de personas para las que había que habilitar almacenes y naves donde poder dormir.
Me contaba un amigo que la última generación de vendimiadoras lo hace a una velocidad de 10 kilómetros a la hora. Tampoco es de extrañar que en un futuro se vendimien dos o tres rengles a la vez, como ahora se labra con esos enormes arados.
Cada día se necesita menos mano de obra no cualificada y la que se va al paro, no vuelve a trabajar, no se repone ya nunca, son los llamados: parados de larga duración. Trabajadores incapaces de reciclarse conforme a las necesidades de las nuevas tecnologías. Por ello me hace gracia, cuando se culpa a los bancos de la crisis. Una acusación interesada, pero no justificada. De ahora en adelante, cada crisis originada por las nuevas tecnologías pondrá a más gente en el paro sin reponer su puesto de trabajo. Por ello, ya hay quien dice de ponerle un impuesto a las máquinas. Tal es así que hace una semana  decía un diario que, para el año 2020, las pensiones máximas de jubilación serían de 1.400 euros y las menores de 700 euros.
Estas crisis tienen una trascendencia muy grade, pues, el análisis marxista de la economía actual es incapaz de dar soluciones… más allá de la huelga. Nacen así los populismos que consisten en prometer lo que la gente pide (y veinte encima), eso sí… sin calculadora. A eso se le ha llamado, desde que yo segaba a corbella: engaño o engañabobos.
*
El éxito en la educación, se justifica, por la capacidad del individuo de adaptarse a unos cambios tecnológicos que cada vez evolucionan  de forma más exponencial.
*
UVA DE CRIBATINAJA
VIÑA
VENDIMIADORA
VENDIMIADORA
ARÁNDANOS
FRESNO
*