Páginas vistas en total

martes, 19 de mayo de 2015

Mayo2015/Miscelánea. INTERIOR DE LA IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES EN ALBENTOSA (TERUEL)

NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES
*
Era el 2 de marzo de 1810 y el guerrillero José Lamar ocupaba la población rescatada del dominio francés, aunque sería por poco tiempo. Reunió a la población en la iglesia y les advirtió de la situación de la guerra. Las luchas eran encarnizadas y las posiciones pasaban aquí, de una a otra mano con mucha facilidad. Mientras llega el general Villacampa, resistid hasta la muerte les dijo mirando la bóveda  estrellada del templo. Casi 300 años habían pasado desde que se construyera aquel templo y las gentes del pueblo, analfabetas en su mayoría, retenían en la memoria los hechos y las fechas generación tras generación. Efectivamente, la obra era de estilo gótico-renacentista, con una portada plateresca de acceso de gran porte. En el interior, maravilla la crucería estrellada del techo y a ambos lados, se abren sobre las paredes de la única nave, capillas laterales. En el lado de la Epístola tiene la puerta de acceso y el coro en alto está al fondo. La torre, a los pies en el lado del Evangelio es esbelta y tiene un singular remate en ladrillo. Para principios del siglo XIX estaba completamente aparejada de altares y retablos y cuentan que, en el lado del Evangelio, en el segundo retablo, había un excepcional retablo salido de la mano de Pedro Nicolau. Luego sería otra guerra, en el siglo XX, que por estas tierras fue particularmente cruel la que quemó (al estilo Talibán) todo el contenido de la iglesia privando a las generaciones venideras del arte de Nicolau.
Parto para Valencia en busca de refuerzos, dijo José Lamar, pero resistid hasta mi vuelta y no dejéis que el enemigo tome ni el castillo ni la iglesia. Los franceses traen esa revolución romántica aniquiladora que destruye todo lo pasado y no da tregua con su inusitada crueldad.
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*
*