Páginas vistas en total

sábado, 26 de octubre de 2019

Octubre2019/Miscelánea. DEL EXTRAORDINARIO SUCESO QUE SE PRODUJO MIENTRAS ALMORZABAN LOS GACHEROS DEBAJO DE UNA CARRASCA EN TORRE DEL BUCO.


Momento en que Aurelio coge una bellota acusadora de la carrasca.
*****
Y VILLAREJO SE HIZO PRESENTE Y ALMORZÓ CON NOSOTROS
*
En aquel tiempo, Aurelio, que almorzaba con los gacheros debajo de una carrasca en Torre del Buco, dijo:
– «Os aseguro que uno de vosotros me va a TRAICIONAR.»
Los GACHEROS se miraron unos a otros perplejos, por no saber de quién lo decía.
Uno de ellos, el que Aurelio tanto amaba, estaba reclinado a la mesa junto a su pecho. Saurus (apodado el Pobino), le hizo señas para que averiguase por quién lo decía. Entonces él, apoyándose en el pecho de Aurelio, le preguntó:
– «Maestro, ¿quién es?»
Le contestó Aurelio:
– «Aquel a quien yo le dé esta bellota untada en gachas.»
Y, untando la bellora, se lo dio al gachero que llevaba la gorra calada y las gafas de espejo, el que era hijo del gran Iscariote.
Detrás de la bellota y las gachas, entró en él Satanás (si es que no estaba ya dentro). Entonces Aurelio le dijo:
– «Lo que tienes que hacer hazlo ascape.
Y, Villarejo, les abrió un expediente secreto a cada uno de los que allí, en Torre del Buco, almorzaban con el maestro.
Al poco tiempo, Villarejo desapareció como por ensalmo, y no lo volvieron a ver hasta el numerito del BESO.
Los gacheros que almorzaban plácidamente en torno a Aurelio le preguntaron. ¿Soy yo Aurelio? ¿Acaso soy yo Aurelio?
*
Aurelio dixit: Aquel a quien yo dé una de estas bellotas me traicionará.
*
HUMOR MISCELÁNEO PARA
EL LECTOR CONTEMPORÁNEO
***
**
*