Páginas vistas en total

sábado, 19 de diciembre de 2015

Diciembre2015/Miscelánea. LA TRAÍDA DE AGUAS DE LA PEÑA EL MACHO, OBRA DE PIERRES VEDEL, EN ESTADO LAMENTABLE

URGE LA REPARACIÓN DE LA TRAÍDA DE AGUAS A TERUEL DE PIERRES VEDEL, SIGLO XVI
*
Nos citamos en La Fontana para recorrer el mismo camino que sigue/seguía el agua desde La Peña el Macho hasta aquí y, desde aquí, hasta la Torre del Agua. Recordamos el cariño con que reconocía, acariciaba y mimaba Ángel Torres, cada piedra, cada acueducto y cada mina de este recorrido que le parecía fantástico. Cómo llegó a escrutar su trazado original intentando pensar como Pierres Vedel y cómo buscaba las curvas de nivel de su trazado más lógico. El era un gran maestro y socialista, sabía hacer las dos cosas con gran dignidad, con gran profesionalidad (¿puede decirse?) en todo caso, es verdad que lo hacía con gran entrega. Estudió el trazado, calculó la equivalencia de la vara turolense con la aragonesa y la castellana y tuvimos largas discusiones sobre varios temas referidos a esta singular obra renacentista. Es esta una, si no la primera, obra de ingeniería civil del periodo imperial español.
Hoy hemos visto el abandono en que se encuentra el trazado. Tenemos de Consejera de Educación Cultura y Deporte a una turolense (Maite Pérez). Tenemos de Director General de Patrimonio a otro turolense (Ignacio Escuín Borao). Y, sin embargo, que pocas esperanzas tenemos en que tomen en consideración esta obra declarada BIC. Y no tenemos confianza porque, no les vemos la “rasmia”, ni el propósito para ello. Seis meses llevan ya en el cargo y no han presentado ningún proyecto, ningún plan, ninguna estrategia sobre nuestro patrimonio. Cada día que pasa y vemos que el mismo sopor de siempre adormece su acción política, nos entra el desespero. Otros cuatro años tirados por la borda. ¡Una pena!
*
TEMAS SOBRE QUINTO PIERRES VEDEL
*
PINCHAD AQUÍ:
*
QUINTO PIERRES VEDEL
*
LA FUENTE Y ZARICHE DE PIERRES VEDEL EN CELADAS
*
UNA FUENTE DE VEDEL
*
LA MINA QUE CONSTRUYÓ PIERRES VEDEL DEBAJO DEL FOSAL DE SAN PEDRO
*
PANEL INFORMATIVO SOBRE PIERRES VEDEL
*
LA TRAÍDA DE AGUAS DE LA PEÑA EL MACHO
*
LA TRAÍDA DE AGUAS A TERUEL EN EL SIGLO XVI
BIEN DE INTERÉS CULTURAL
Texto de: Patrimonio Cultural de Aragón (DGA)
*
El Acueducto de los Arcos o Traída de las Aguas de Teruel es una de las obras de ingeniería más relevantes del Renacimiento español. Su construcción obedeció a la necesidad de mejorar el suministro de agua a la ciudad de Teruel, que hasta ese momento dependía de los grandes aljibes construidos en el último cuarto del siglo XIV en la actual Plaza Carlos Castel y de varios pozos y aljibes más pequeños distribuidos por otros puntos del casco urbano. Las obras de la Traída se iniciaron en 1537, captándose el agua de la Peña del Macho, fuente situada a mitad de camino entre Teruel y Valdecebro; pero pronto debieron abandonarse debido a su elevado coste económico.
En 1551 el Concejo de Teruel encargará el reinicio de la construcción de la Traída de Aguas a Pierres Vedel, arquitecto de origen francés que había concluido con éxito el complicado recalce de la Torre mudéjar de San Martín. Pese a las dificultades, las obras fueron a un buen ritmo y en 1552 ya se había completado el tramo existente entre la Peña del Macho y el Carrel. Para ello había sido necesario tender una conducción de 4.450 m. realizada con unos 12.000 arcaduces de cerámica; contaba con 140 arquetas y dos minas subterráneas (una 190 m. de longitud), cruzando dos barrancos mediante arcos; en fechas posteriores se agregaron dos nuevos arcos y una mina, a fin de mejorar el trazado en tres puntos conflictivos.
Para salvar el barranco que delimitaba por el Noreste la Ciudad, último gran obstáculo orográfico, Vedel diseñó Los Arcos, estructura que da nombre a toda la Traída. Esta emblemática construcción es de clara inspiración clásica y aúna magistralmente su carácter utilitario (acueducto y viaducto) con el representativo. Consta de dos niveles, el superior de seis arcos y el inferior de dos.
Una vez concluidos Los Arcos en 1554, el siguiente paso fue solventar la complicada distribución del agua en una ciudad ya edificada y con significativas irregularidades topográficas. Además de los puntos de suministro necesarios para cubrir las demandas vecinales, fue preciso crear tres fuentes suplementarias exigidas por D. Hernando de Aragón, arzobispo de Zaragoza, como contraprestación a la prórroga del plazo de la contribución para la ejecución de la obra cobrada a los clérigos turolenses.
En medio de una gran expectación popular, el agua llegó a la Fuente de la Plaza Mayor en 1558. En los años siguientes se fue completando la trama urbana de la Traída, hasta instalar un total de 14 puntos de agua, alimentados por una conducción de casi 2.500 m., realizada con unos 6.500 arcaduces de cerámica y que integra una mina, siete grandes arcas (alguna de considerables dimensiones) y otras 40 arcas subterráneas más pequeñas. Fuera del casco histórico, las aguas de la Traída también llegaron al Arrabal, si bien la información disponible sobre este ramal es sumamente escasa.
La Traída de Aguas integró igualmente un conjunto de arbellones, en su mayor parte construidos durante la Baja Edad Media, a través de los que se canalizaron las aguas sobrantes del sistema, vertiéndolas directamente a barrancos o incorporándolas a los sistemas de riegos. Estos grandes colectores, que también recibían las aguas pluviales, suman más de 900 m. de galerías subterráneas.
La construcción de la Traída no estuvo exenta de problemas. En 1566 fue necesario trasladar dos de las fuentes construidas en 1559, ya que generaban humedades en las iglesias de San Martín y Santiago. Además, los costes económicos de la construcción obligaron a imponer nuevas tasas municipales que se mantuvieron al menos hasta 1585. En el año 1583 se realizó una visita general al conjunto de la Traída de Aguas, realizándose una pormenorizada descripción de la misma (salvo del tramo del Arrabal), generando un documento esencial para el conocimiento de la conducción renacentista.
Con posterioridad a esa fecha la Traída fue objeto de continuas labores de mantenimiento y de algunas reformas de entidad, entre las que destacan las ya citadas construcciones de dos nuevos arcos, varias arcas de grandes dimensiones y otra mina en el tramo rural; y de nuevas minas o galerías subterráneas en el tramo urbano, destinadas estas últimas a facilitar la sustitución de los arcaduces obstruidos o rotos. También se documenta arqueológicamente la realización de pequeñas derivaciones o captaciones de la trama urbana principal. Pero la reforma de mayor entidad de la que tenemos constancia data de 1866, año en el que se sustituye el tendido de arcaduces por una conducción de hierro en el tramo rural existente entre la Mina del Collado y el «arca de piedra picada» sita al pie del actual depósito de agua. Esta obra supuso un cambio parcial del trazado, lo que ha permitido que se conserven algunos tramos de la conducción original de arcaduces en el entorno de este último punto.
*
*
*
*
LA FONTANA
*****
DEPARTAMENTO DE EDUCCIÓN CULTURA Y DEPORTE DEL GOBIERNO DE ARAGÓN (PSOE-CHA)

CONSEJERA
María Teresa Pérez Esteban
Edificio Ranillas
Avda. Ranillas 5 D
50071  Zaragoza  (Zaragoza)
Tfno: 976714000 
*
Secretaría General Técnica 
Felipe Faci Lázaro
*
Dirección General de Innovación, Equidad y Participación 
Jesús Garcés Casas
*
Dirección General de Planificación y Formación Profesional 
Ricardo Almalé Bandrés
*
Dirección General de Personal y Formación del Profesorado 
Tomás Guajardo Cuervo
*
Dirección General de Cultura y Patrimonio 
Ignacio Escuín Borao
*
Dirección General de Deporte 
Mariano Soriano Lacambra
*
Dirección General de Política Lingüística 
José Ignacio López Susín
***
**
*