Páginas vistas en total

viernes, 4 de diciembre de 2015

Diciembre2015/Miscelánea. EL TERRORISMO DEL ESTADO ISLÁMICO (LA VIOLENCIA ES EL ÚLTIMO RECURSO DE LOS DÉBILES)


EL TERRORISMO DE RAÍZ MUSULMANA
*
…un forzado de Dragut***
en la playa de Marbella
se quejaba al ronco son
del remo y de la cadena…
Góngora.
*
La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres.
Miguel de Cervantes.
*
La época de la Reconquista española de la Península suele estar a menudo muy mal enseñada en Colegios, Institutos y Universidades. Se pasa de puntillas sobre el asunto y no se profundiza lo necesario. Se dice que Jaime I el Conquistador, conquistó Valencia entre los años 1229 y 1245. Se pasa a otro asunto, sin señalar que aquí no acabó la cosa. Lo mismo sucede con Castilla que, por el contrario, aún tarda casi dos siglos y medio en conquistar Granada. Exactamente lo hace Fernando II de Aragón en 1492, acabándose ya, el siglo XV. Tampoco, pues, con esta conquista acabaron los problemas españoles, tanto en las costas, como en el tráfico marítimo por el mediterráneo. En la historia y en la literatura abundan los documentos que hablan del problema de los moriscos, o el problema “musulmán” si se quiere. Junto al poema de Góngora, tenemos la poco conocida historia, verdadera y documentada, del propio Miguel de Cervantes, autor del Quijote. La batalla de Lepanto tuvo lugar en el año 1571 y Cervantes marcha como soldado a ella. Antes de ir a Italia para incorporarse a la Marina, viaja a Pedrola (Zaragoza) donde tenía y tiene un palacio el duque de Villahermosa. Al duque le pide cartas de presentación. No se trataba de obtener un puesto mejor en el ejército, si no de un aval ante los otomanos, para usar en el caso de ser capturado en la batalla. Efectivamente, así sucedió. Cervantes es hecho prisionero y esas cartas le sirven para poder ser rescatado por los Mercedarios (frailes dedicados a este menester que practicaban la obra de misericordia de: “redimir al cautivo”). En el mismo barco viajaba Jerónimo de Pasamonte, soldado de Ibdes (Zaragoza) y que al no llevar cartas de presentación no obtiene el rescate. Vuelve Pasamonte a España y exige el mismo trato que a Cervantes, lo que origina una enemistad, entre ambos, manifiesta en el Quijote y el hecho de que este último escriba el Quijote apócrifo.
El acoso a las costas españolas es continuo por parte de los piratas otomanos y el secuestro y saqueo una constante. Se ha calculado que el números de esclavos africanos que se llevaron a América, supone tan sólo un 10 % (diez por ciento) de los secuestros de personas practicado por los piratas otomanos. En estas circunstancias se produce en el año 1609 el decreto de expulsión de los moriscos. Estos ciudadanos españoles de religión musulmana, son quintacolumnistas de los piratas a los que apoyan desde el interior de la Península.
Si uno baja a Valencia, el año pasado visité Bétera, observará que un territorio conquistado en la primera mitad del siglo XIII, permaneció sin desarrollo hasta la segunda mitad del siglo XIX. Puede comprobarse que el patrimonio religioso de las iglesias pues, aunque el edificio suele ser barroco, el mobiliario es neoclásico, siglo XIX. Es más, cuando don Ramón de la Sota (vasco, creó la CMSM y el Puerto y Altos Hornos de Sagunto) viaja a principios del siglo XX a Sagunto para tender su ferrocarril, la mayor parte de las tierras son pastos y algarrobos. El tardío desarrollo del puerto de Valencia originó una burguesía poco cohesionada que buscó a través del Somport y el Santander-Mediterráneo, mercados y su penetración en Francia e Inglaterra (exportaban un producto de reciente implantación, la naranja).
Aún a principios del siglo XIX, la actitud española frente a los piratas todavía era defensiva. Para ello se proyecta la línea interior defensiva que uniría Córdoba y Tarragona por Cuenca. Se trataba de un doble eje: ferrocarril y carretera (N-420 de Córdoba a Tarragona por Cuenca). El tramo ferroviario de Teruel a Alcañiz, se empezó a construir a en tiempos de Primo de Rivera. Pero el proyecto fue desechado finamente por su obsolescencia (estación de Las Granjas en Teruel).
De los piratas y su presión constante en nuestras costas nos libraron los EEUU de América. La nueva nación americana había nacido sin apenas lucha por conquistar su muevo territorio (véase la película “La conquista del Oeste”) y, tras masacrar a los indios y meterlos en reservas. Continúa (la nueva nación) la política colonial del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, de la que son dignos herederos. Y es, precisamente, en el mediterráneo donde se forja, en la lucha contra los piratas, la nueva nación. De tal manera que, a partir de entonces, ya no será la colonia de Filadelfia o de Nueva York la que obtenga el triunfo. Será, la victoria, de la nación americana llamada USA o EEUU. Al arrimo de este embate, los franceses e ingleses toman protagonismo en el mediterráneo.  Los EEUU no colonizan (físicamente) las nuevas áreas geográficas fruto de la caída del imperio otomano, pues están ampliando territorio en América a costa de España. Los EEUU, sin embargo, nunca se han desentendido de esta zona y han luchado y obtenido pingües beneficios de ello. Uno de los problemas ha sido, recientemente, la deslealtad de los países europeos, que no pusieron tropas de combate sobre suelo irakí y sí que se beneficiaron de la venta de armas y del petróleo. Razón por la cual, los EEUU los espió y surgió de ello, un monumental escándalo.
Caído el imperio otomano y, ahora, con una Turquía realizando las viejas prácticas de los viejos piratas del mediterráneo (trafica con el petróleo de los terroristas) el futuro de la zona es desolador. El cambio climático crea la necesidad imperiosa de no quemar petróleo por su alta contaminación. Esta área geográfica sin petróleo es un territorio sin otros recursos y, lo que es peor, sin una industria, desarrollo tecnológico o comercio moderno. Cuando ganaron dinero, las teocracias "reinantes", se dedicaron a comprar lujos en occidente. La respuesta actual del llamado Estado Islámico es desesperada. Y hay una frase que define bien la situación: “LA VIOLENCIA ES EL ÚLTIMO RECURSO DE LOS DÉBILES”. Estado Islámico ha recurrido a la violencia terrorista y sobre él van a caer todas las bombas inimaginables. La guerra la tiene perdida de antemano: depende del petróleo que le compra occidente y depende aún más, de las armas que le vende occidente.
Cuando a occidente deje de interesar esta zona, la dejará caer como un lastre. Mientras, el terrorismo, altera nuestras vidas. El terrorismo mete miedo, pero nunca puede ganar una guerra, ni tampoco el futuro.
*
*** Dragut, corsario otomano
Muy Interesante

 Dragut (1514-1565)Turgut Reis, llamado Dragut por los españoles, nació cerca de Bodrum, en la costa egea de Anatolia, a inicios del siglo XVI. Fue, tras su protector Jeireddín Barbarroja, el más temido de los corsarios otomanos y luchó contra los barcos cristianos en numerosas batallas por todo el Mediterráneo, donde destacó por su ferocidad. Los cuantiosos daños que causó a la flota española desesperaron a Carlos V, que mandó contra él al almi rante genovés Andrea Doria. Un sobrino de éste, Gianetti Doria, logró capturarlo y enviarlo a galeras como esclavo durante cuatro años, pero Barbarroja pagó su rescate de 30.000 ducados y Dragut fue liberado.
*
ESPAÑA VIVIÓ UN PERIODO DE OBSESIÓN CON LA DESCONFIANZA QUE GENERABAN LOS MORISCOS
El caso de la Virgen de Tobed
. (Zaragoza)
Abundando en el problema que creaban los moriscos en España, he aquí, el episodio relatado en  1526 en el que se narra como, la virgen de Tobed (Zaragoza) y los dos ángeles que la custodia, lloraron y sudaron treinta y seis horas en ese año. Fue un acto de repulsa contra la conversión fingida de los moros de Aragón. Este vaso de sudor luego, en 1610, se evaporó como consecuencia de la expulsión de los moriscos de toda España.
*
*