Páginas vistas en total

sábado, 10 de noviembre de 2018

Noviembre/Miscelánea. VESTIGIOS DE LA GUERRA CIVIL (36-39) EN PLENO CORAZÓN DE LA CIUDAD DE TERUEL

Aprobada la Ley de Memoria Democrática de Aragón (08/11/2018) 

*

“Aprobada la ley de Memoria Democrática, que castigará a los municipios que mantengan símbolos franquistas.”
*
El titular no me cuadra, no porque sea inexacto, sino porque no entiendo que, para convencer, para reparar y para promover una cultura DEMOCRÁTICA haya que “castigar”. Más bien parece una ley hecha en sentido contrario, en sentido dictatorial. Los luchadores por la democracia en la época franquista y posfranquista siempre usaron /usamos la razón, la lógica, el debate, el diálogo, los consensos, pero nunca la fuerza que era monopolio del dictador. Así que yo, personalmente, y fundamentalmente en las formas, no puedo apoyarla. Aunque apoye todo tipo de reparaciones y satisfacciones a los que sean acreedores las víctimas de la dictadura.
*****
*****
HA DICHO LA PRENSA
*
HERALDO DE ARAGÓN
Las Cortes de Aragón han aprobado este jueves la ley de Memoria Democrática, que impedirá acceder a subvenciones a los ayuntamientos que mantengan símbolos franquistas. Este es uno de los puntos de la norma que han sacado adelante los partidos de izquierdas y Ciudadanos con el rechazo del PP y PAR, por la que las instituciones tendrán un plazo máximo de año y medio para retirar dichos símbolos de sus edificios o espacios públicos.
Para velar por su cumplimiento no solo se podrán retirar ayudas públicas sino que se establece un régimen sancionador que castiga desde los 200 euros las sanciones leves hasta los 150.000 euros para las muy graves, como la destrucción de documentos de la memoria democrática.
La ley recoge igualmente la actualización del mapa de fosas, más de 600 en las que están enterrados 10.000 aragoneses como ha recordado el diputado de Podemos Alfonso Clavería, la puesta en marcha de un protocolo de exhumaciones y la creación de un depósito de ADN homologado con otras bases de datos para intercambiar datos en procesos de identificación de solicitantes, víctimas o de niños robados. A estos últimos y a sus familiares directos se les reconoce “por primera vez” como víctimas del franquismo.
Igualmente, la normativa obliga a la DGA a prestar “el apoyo necesario” para que las familias puedan recuperar a los aragoneses que fueron enterrados “clandestina e ilegalmente” en el mausoleo del Valle de los Caídos.
El debate parlamentario, al que han acudido las asociaciones memorialistas, no ha deparado sorpresas, con un rifirrafe de recriminaciones entre los diputados de la izquierda, que han hablado de “día histórico”, y los del PP y PAR.
Para el socialista Darío Villagrasa, esta ley demuestra que la política puede cambiar la vida de las personas, en referencia a las miles de familias que esperan desde hace décadas a recuperar a sus seres queridos de las “cunetas”. Ha defendido la necesidad de la norma ante la “asfixia” presupuestaria que aplicó el Gobierno de Rajoy a la ley de Memoria Histórica que promovió en 2007 el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero.
Al igual que otros representantes de la izquierda, ha subrayado que no se puede generar igualdad ante una injusticia ni tampoco afrontarla con neutralidad, como ha reprochado al PP y al PAR.
El diputado de Podemos Alfonso Clavería ha asegurado que la ley de Memoria Democrática "salda la deuda con los que perdieron su vida por defender la democracia". Por ello, ha considerado que es “de conciencia” instar a modificar la ley de amnistía de 1977, tal y como recogía el proyecto de ley en una disposición y que se ha suprimido gracias a una enmienda del PP que han respaldado PSOE, PAR y Ciudadanos.
El mismo respaldo han dado Gregorio Briz (CHA) y Patricia Luquin (IU), los más incisivos a la hora de cuestionar la pretendida “equidistancia” de la derecha y su pretensión de equiparar las víctimas del franquismo con las de la Segunda República. “¿Se imaginan que en el Reichstag se aprobara una ley de memoria democrática que reconociera la muerte de Hitler?”, espetó el diputado nacionalista.
Tanto Miguel Ángel Lafuente (PP) como Berta Zapater (PAR) han recriminado que la ley de Memoria Democrática se límite a condenar las violaciones de los derechos humanos acaecidas en Aragón desde 1936 hasta la aprobación de la Constitución de 1978 y no se extienda a las que entienden que se cometieron en la Segunda República. Esta misma cuestión ha echado en falta Ramiro Domínguez (Cs), pero su grupo ha respaldado la norma.
El parlamentario popular ha sostenido que la ley es “de memoria selectiva” al ser “involucionista” y “la más excluyente” de las que se han aprobado en España en esta materia. Mientras, Zapater ha considerado que el bloque de la izquierda y Ciudadanos “no querían llegar a acuerdos” y ha lamentado no haber podido neutralizar “un texto bastante partidista” que, a su juicio, seguirá “levantando ampollas”.
****
EL PERIÓDICO DE ARAGÓN
Con un largo y rotundo aplauso en la tribuna y en algo más de la mitad del hemiciclo se certificó ayer la aprobación de la Ley de Memoria Democrática de Aragón, que entrará en vigor dentro de unos tres meses con el objetivo de «defender la memoria como legado político, reconocer a las víctimas que no se doblegaron y fomentar el derecho social a conocer la Historia bajo el principio científico, sin revisionismos», como sintetizó quien ha sido su ponente, Darío Villagrasa.
El diputado socialista agradeció en el pleno de las Cortes el trabajo y la «buena disposición» de los ponentes que han tramitado las casi 200 enmiendas presentadas al proyecto inicial de la ley, de las que apenas se han aceptado un tercio. Pese a todo, destacó Villagrasa, en las siete sesiones de la ponencia parlamentaria a lo largo de 16 meses ha habido cordialidad entre los grupos, que ayer se mantuvo incluso con votaciones unánimes en algunos de los puntos fundamentales de la norma; en otros, sin embargo, el PP y el PAR, y en mucha menor medida Ciudadanos, discreparon de la euforia de los grupos de la izquierda.
Así lo expuso el popular Miguel Ángel Lafuente, quien recordó que el PP votó a favor de reconocer a las víctimas de la dictadura, impulsar las exhumaciones o rescatar a colectivos represaliados olvidados como las mujeres. Pero contrariamente al «orgullo» que mostraron PSOE, Podemos, IU o CHA, al diputado le produjo «lástima y frustración» la aprobación de una norma que considera «profundamente extremista e injusta», por quedarse corta.
Según avanzó, si el PP vuelve al Gobierno con apoyos suficientes lo que harán no será derogarla, sino «modificarla», para incluir en la categoría de víctimas a las que lo fueron por «ideas conservadoras, centristas o liberales durante la Segunda República», como «los 33 asesinados de la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas».
A juicio del PP, esta ley de «memoria selectiva» equipara «izquierda con democracia», y propiciará, con su régimen sancionador, que «mientras el Congreso abre la puerta despenalizar las injurias a la Corona, uno se pueda sonar los mocos en la bandera o atacar a Miguel Ángel Blanco, pero no se podrá desmerecer a la Segunda República porque te pueden caer hasta 150.000 euros de multa». En realidad estas expresiones estarían en la categoría de graves, sancionadas con hasta 10.000, pero si se repiten sí pueden llegar a muy graves.
PRISAS
 El régimen sancionador tampoco convenció a Ciudadanos, cuyo representante, Ramiro Domínguez, admitió que esta «no es la ley» que hubiesen querido, por no amparara a víctimas «como los guerrilleros maquis asesinados por sus propios compañeros» y por las sanciones. Pero en el grueso de la norma, la formación naranja está de acuerdo, como demostró con votos a favor y abstenciones. Particularmente insistente fue el diputado con las exhumaciones, recordando al consejero Vicente Guillén que ya hay una partida de 100.000 euros aprobada previamente, y que se ponga a ello.
Entre los opositores, el PAR, en la línea del PP, afeó que la escasa aceptación de sus enmiendas ya evidenció que el PSOE tenía «poca intención de negociar». La diputada Berta Zapater opinó que en estos asuntos «hay que remover lo justo para hacer el menor daño».
Por contra, tanto Patricia Luquín, de IU, como Alfonso Clavería de Podemos, defendieron la necesidad de la norma, para evitar que se «blanquee» el franquismo haciendo ver que hubo «dos bandos», cuando la realidad fue la de un «ignominioso golpe de Estado y una guerra de exterminio». Para Luquin, un país que tiene «al torturador Billy el Niño yendo a fiestas policiales y a Lorca en una cuneta, tiene un problema».
Particularmente duro fue el diputado de CHA Gregorio Briz, quien acusó al PP de ser «demócratas con complejos», y les recomendó lecciones de Historia, que es «una ciencia, no opinable».
***
NI EN SERIO NI EN BROMA, SINO TODO LO CONTRARIO
Esa misma noche del jueves, 8 de noviembre de 2018, dos Gacheros dos, adelantándose a la decisión del Ayuntamiento (en cumplimiento de la ley de MDA) de borrar toda huella de la pasada Guerra Civil, se dispusieron a instalar una señal indicativa de donde se encontraban, en plena plaza del Torico, los VESTIGIOS vivos de la pasada contienda. Su impactante acción fue abortada por la Policía Municipal (LA LOCA) que tras quitarles el material (¿SUBVERSIVO?) los llevó ante el juez de guardia. Tras prestar declaración quedaron en libertad con cargos: a uno le dieron el cargo de comandante y, al otro, de sargento-brigada.
LOS GACHEROS "PIERDEN EL JUICIO"
Los detenidos aportaron al juez todo tipo de pruebas en las que se demostraba que el Torico y su columna guardan indelebles los VESTIGIOS de la pasada Guerra Civil (36-39).
El juez, tras sacudir con el mazo dos golpes en la maderica les mandó callar. ¡Ya os voy yo a dar VESTIGIOS!, les dijo.  Y, el fiscal, siguiendo la línea argumental del juez (de forma definitiva) les pidió de pena "trabajos para la comunidad" consistente en colocar los carteles que señalan los (dichosos) VESTIGIOS por toda la provincia.
Los dos detenidos están a la espera de veredicto, ya que, "el juicio", se supone que lo han perdido. Ellos señalan que perderlo, no lo han perdido, pero "ansias" sí que tienen y muchas. No saben a que atenerse: o se ponen los carteles o no se ponen. ¡Vaya lío!
*
El orificio visible en nuestro Torico es "vestigio de la Guerra Civil (36-39)"
*
Tras la Batalla de Teruel. Dibujo de Ángel Novella Mateo
*
El Torico fue una codiciada pieza de "caza" para los republicanos que posan ante el trofeo
*
Los impactos de bala y metralla en toda la extensión de la columna que sujeta al Torico, son visibles hoy en día
***
**
*
PRÓXIMAMENTE LAS CORTES DE ARAGÓN LEGISLARÁN SOBRE LA BATALLA DE LAS NAVAS DE TOLOSA
***
**
*