Páginas vistas en total

domingo, 28 de junio de 2015

Junio2015/Miscelánea. QUESOS DE LA SIERRA DE ALBARRACÍN

QUESO DE ALBARRACÍN
*
Fue el encinacorbero Juan Antonio Pellicer y Pilares quien describió la ruta del Quijote desde La Mancha de Aragón hasta Pedrola y Alcalá de Ebro. Y es precisamente en la segunda parte del Quijote cuando el Queso de Tronchón sale al encuentro del Caballero de la Triste Figura y su escudero Sancho. Sabiendo ahora que en el relato, Cervantes hace pasar al Quijote por estas tierras de Albarracín, sorprende que el autor de tan magna obra nada diga de los quesos de esta tierra. Ni nada diga de una serranía que desde los tiempos celtibéricos cuidaba de los ganados y obtenía de las ovejas: carne, pieles, lana y leche. Pero el error ya ha sido subsanado y con creces. Los quesos de Albarracín acaban de recorrer, no la ruta cervantina, sino las rutas internacionales de la buena gastronomía obteniendo los más destacados y altos galardones que puedan darse a un queso a nivel mundial. Los quesos de la Sierra de Albarracín tienen su tienda y su fábrica a la entrada de la ciudad de los Azagras. Siempre, delante de la puerta hay un trajín de gente que entra y sale de comprar sus quesos. También, otros productos de primera calidad, como la mermelada que hace Labay. Son pues, los quesos de Albarracín, motivo de orgullo sano para quienes amamos esta tierra. En mi casa, nunca faltan y los ofrezco como regalo, cuando la ofrenda es de mucho compromiso: se que quedaré siempre bien. Si Domingo Gascón y Gimbao pudiera ver y gustar esta delicia, seguro que se los llevaría a Madrid para ofrecerlos en la Corte y los publicitaría gratis en su Miscelánea Turolense.
* 
****
**
*