Páginas vistas en total

jueves, 13 de diciembre de 2018

Diciembre2018/Miscelánea. LA FAMA DEL ESTANCO DEL ARRABAL

Fotografía actual del Estanco
******
EL ESTANCO DEL ARRABAL
*
Al menos por tres cosas es famoso el estanco situado en la calle El Cuervo, esquina con la calle Mayor del Arrabal turolense.
La primera por ser su propietario el famoso y controvertido José Maicas Lorente que fue Alcalde de Teruel en el tormentoso periodo de la Guerra Civil (36-39). Luego, tras abandonar el Seminario y atravesar las filas republicanas, marchó a Zaragoza para unirse a Franco.
La segunda razón, por la que es famoso este establecimiento, es porque tuvo el “privilegio” de ser el primer establecimiento público que saquearon las tropas del II República al entrar en Teruel. Testigos presenciales, ya fallecidos, nos relataron como los soldados salían del establecimiento rebosándoles los paquetes de picadura y otras “labores”  por el cuello de la guerrera, amén de bolsillos y perneras de los pantalones abombachados. Fue el preludio de la rapiña que asoló, después, a toda la ciudad. Junto a este Estanco, por la calle Mayor del Arrabal, entró montado en caballo blanco el general Rojo.
La tercera razón de su fama se debió a una fotografía y pie de foto que publicó una revista (satírica y humorística) conocida como: “La Codorniz”.
Nada más bajar las escalerillas del Arrabal, a mano izquierda, tenemos la calle El Cuervo y el estanco que vemos en la foto. Este estanco  se hizo famoso en tiempos de Franco, cuando circulaba una revista de humor titulada "La Codorniz" (subtitulada: "La revista más audaz para el lector más inteligente"), una revista que pretendía ser un punto de inflexión dentro de la dureza de la dictadura franquista. Como los propietarios del estanco eran también adjudicatarios del depósito de explosivos de Teruel (el polvorín), colocaron en la puerta las dos actividades comerciales que regentaban y, la cosa, quedó de la siguiente manera: "TABACOS EXPLOSIVOS". Dadas las críticas que se realizaban a las "labores" con las que abastecía el Régimen a los fumadores (Celtas, Cuarterón, etc.,) el chiste resultó muy comentado.
Calle de El Cuervo
***
**
*