Páginas vistas en total

lunes, 8 de marzo de 2021

Marzo2021/Miscelánea. PABLO FECED TEMPRADO

Aliaga
***

LOS HERMANOS FECED

*

Los Feced tienen capilla en el Santuario de Nuestra Señora de la Zarza de Aliaga. La familia tiene su origen en Villarluengo pero es de Aliaga de donde se tienen referencias de ellos en la vida política y social del siglo XIX y XX. Un Feced llegó a ser ministro en la II República.

 Con fecha 10 de marzo de 1891 tenemos referencias de los hermanos José y Pablo en la Miscelánea de Domingo Gascón. Ambos fundan en Madrid una revista quincenal titulada “La política de España en Filipinas”. Gascón dice que ambos “son bien conocidos en nuestra provincia por pertenecer a la antigua y noble familia del Mayorazgo de Aliaga”. José Feced y Temprado fue “jefe de provincias en Filipinas” y su hermano Pablo Feced y Temprado, profesor de Filosofía y Letras y escritor, tuvo una extensa propiedad en Filipinas de “no menos de 1.000 hectáreas”. Pronto envían a la redacción el primer ejemplar de su quincenal, un tomo de 300 páginas que corresponde al AÑO I, 1891.

*

PABLO FECED TEMPRADO

Pablo Feced y Temprado (1834-1900): Escritor aragonés, muy joven fue profesor de historia en el Instituto libre de San Sebastián y luchó como voluntario con los carlistas.

En 1884 marchó a Filipinas para ponerse al frente de una gran finca de no menos de un millar de hectáreas en Camarines Sur, donde trabajaban más de mil obreros y otras tantas caballerías de labor. Al poco de llegar comenzó una serie de artículos descriptivos del país en «El Liberal» de Madrid con el seudónimo Quioquiap, que enseguida llamaron la atención por la belleza de su estilo y por la exactitud de sus contenidos. Los mejores de estos artículos, junto a otros publicados en Manila, formaron el volumen «Esbozos y pinceladas» (Manila, 1888), considerado el más notable de la bibliografía filipina de la época, aunque hay que reconocer que da una pobre imagen del intelecto de los nativos. A finales de 1890 regresó a España, fundando con Wenceslao Retana en Madrid la revista «La política de España en Filipinas» y colaborando asiduamente en «Miscelánea Turolense». En 1896 vuelve a Filipinas donde se encuentra con la revolución tagala a la que combate con todas su fuerzas. Autor de varias obras y colaborador asiduo de numerosos periódicos, falleció en Macao. A instancias suyas se publicó el opúsculo «Aragón en Filipinas» del que aquí nos ocupamos.  Tomado de: ARAGÓN EN FILIPINAS de José María de Jaime Lorén.

***
**
*