Páginas vistas en total

sábado, 6 de marzo de 2021

Marzo2021/Miscelánea. LA URALITA

¿Qué es la uralita?

La uralita se compone de unas placas onduladas de fibrocemento, un material formado por cemento portland y amianto, producto prohibido en España desde 2002. Es muy común ver este tipo de material en edificios que cuentan con amianto en sus cubiertas, ya sean residenciales, naves industriales o incluso tuberías.

Ahora bien, no siempre su uso es perjudicial. Lo realmente peligroso de estar en contacto con uralita es el desprendimiento de las fibras de amianto, que van de las dos micras a un milímetro.

Hay que tener en cuenta también la vida útil de la uralita, de 30 a 35 años desde el momento de la fabricación. Una vez pasado este periodo, la uralita se deteriora y se desprenden las fibras de amianto que pueden provocar enfermedades pulmonares a las personas que entran en contacto con ellas.

¿Es obligatorio retirar la uralita?

Actualmente en España no es obligatorio retirar la uralita de tu cubierta siempre y cuando se encuentre en buen estado y no se haya completado su vida útil. Como ya hemos mencionado anteriormente, la vida útil de la uralita es de unos 30 o 35 años, pero hay que asegurarse de no se haya deteriorado por otras causas externas como afecciones climáticas, ya que eso podría haber acortado su tiempo de vida útil.

Por tanto, retirar o no la uralita de tu tejado dependerá de las condiciones en las que se encuentre el material. Si la uralita está en buen estado y no hay riesgo de que se desprendan las fibras que lo componen, no es necesario retirarla, pero siempre puedes optar por cubrirla con otro tipo de material para evitar riesgos. Si, por el contrario, se encuentra en mal estado o su tiempo de vida útil ya ha finalizado, la única opción es retirar la uralita del tejado.

¿Es buena opción cubrir la uralita con otro material?

 Muchas personas optan por cubrir su cubierta de uralita con otro tipo de material, lo que se conoce como doblaje. Esta alternativa solo debe considerarse cuando la uralita esté en buen estado y se mantenga de forma constante un adecuado mantenimiento para asegurarse del estado en el que encuentra.

Se trata de una solución que a corto plazo puede funcionar, ya que es muy económica y permite revestir temporalmente tu cubierta de uralita. Sin embargo, no es la mejor solución a largo plazo, puesto que la uralita va a seguir deteriorándose con el paso del tiempo. El problema llega cuando la uralita ha cumplido toda su vida útil. Eso supone un riesgo y es obligatoria su retirada y depósito como residuo peligroso según RD 396/2006, del 31 de marzo.

¿Cómo retiro la uralita de mi tejado?

Nave industrial con uralita

Retirar la uralita de la cubierta no es sencillo y además acarrea costes elevados debido al peligro que conlleva la operación. Lo más importante es que no debe hacerse de manera particular, sino que siempre tiene que hacerlo una empresa especializada.

Si quieres comprobar antes de quitar la uralita si tu cubierta contiene amianto, tienes que realizar un estudio que te asegure si puede desprender esa fibras perjudiciales. Si da positivo, el siguiente paso es contactar con una empresa para proceder a su retirada.

Hay que asegurarse que la empresa esté inscrita en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA) con un plan de trabajo elaborado para la retirada de uralita y aprobado por la administración correspondiente.

Se tiene que tener en cuenta también que gran parte de los costes de la obra pertenece a la formación que reciben los trabajadores previamente a la retirada. Así que por mucho que el proceso en sí no sea costoso, las prevenciones que hay que tomar sí lo son.

Una vez retirada la uralita, se transporta y se deposita en contenedores autorizados para no contaminar vertederos comunes. Si no se hace correctamente, las multas pueden ascender hasta los 600.000€.

***
**
*