Páginas vistas en total

martes, 20 de septiembre de 2016

Septiembre2016/Miscelánea. EL CASERÍO DE FUEN DEL CEPO (DE ARRIBA )

No parece aldea pues aparenta empaque de pueblo. Posee un nutrido caserío con viviendas restauradas en su mayor parte y organizadas en torno a la calle Mayor. La plaza, donde se encuentra la pequeña iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, es amplia y en el centro hay una fuente moderna. Antaño la plaza fue era de trilla, según nos indica nuestra anfitriona. El templo parece situado adrede en una esquina, como para no molestar. Es pueblo, básicamente de veraneantes, es decir, para los hijos del pueblo que vuelven al estío. El lugar está rodeado de encinares naturales y micorrizados y tiene, también, alguna granja. Dispone de consultorio médico (la médica va cada ocho días), antaño tuvo escuela y lavadero en desuso. Hace frontera con Valencia y de ahí su escudo, que no es otro que el de Albentosa, población que fue aduana de Aragón y, dicho lugar, regido por las Órdenes Militares hasta la desamortización, cosa muy común en nuestra historia. Terminó el siglo XX sobrepasando las 20 personas y ahora ha mermado mucho… pero... en verano se llena. Las fiestas mayores son para San Roque, el 16 de agosto. Más prosperaría si se le dotara de mejores servicios, mejores viales, etc., etc. Pero eso, ya es otro cantar.