Páginas vistas en total

viernes, 2 de junio de 2017

Junio2017/Miscelánea. LAS TRES PASIONES (IMPOSIBLES DE CONTROLAR) DE LA IZQUIERDA ESPAÑOLA.

*
EL ESPAÑOL ES UN PUEBLO MUY APASIONADO
*

Estoy profundamente cansado y decepcionado de esta Izquierda decimonónica y necrófila, que ante la carencia de argumentos, solo sabe apoyarse para tratar de conseguir el poder, y al ejercerlo, en las miserias, muchas o pocas, que a todas las personas nos acompañan en este mundo y en la utilización de quienes ya nos dejaron por unas u otras causas. (José Ramón Pablos)
*
Lean ustedes cualquier diario, escuchen cualquier emisora de radio, o bien,  atiendan a cualquier telediario de cualquier punto de España y se toparán con tres clases de noticias, a veces unidas y otras veces por separado. Se trata de las tres pasiones de la izquierda actual:
·       El Anticlericalismo
·       El guerracivilismo
·       Y la necrofilia.
Veamos en primer lugar el tema del “anticlericalismo”. De entrada hablar mal de los curas y monjas y decir las mayores barbaridades son cosas que concitan el aplauso entre “camaradas”. Pero no solamente es eso. Hay dos frentes abiertos que darán mucho que hablar. El primero de ellos es quitarle los bienes a la Iglesia. A tal efecto el alcalde de Zaragoza ya ha iniciado una campaña que, si tiene éxito, se quedará nada menos que con La Seo, La Magdalena, San Juan de los Panetes… y un largo etcétera, porque,  esto es sólo el principio. El otro frente, no menos importante es “quitarles a los curas” todos los conciertos educativos, a pesar que la constitución y las leyes garantizan la  libertad de pensamiento, la libertad de creencias (por supuesto) y la coexistencia de ambos modelos educativos, uno no es subsidiario del otro.
El segundo tema, el de la Guerra Civil (36-39), está amparado por una Ley de Memoria Histórica que puso en marcha Zapatero después de que en la transición se hubiera hecho tabla rasa con el tema. Pero…, parece ser que esto daba y da rédito político y marchamo de izquierdas. La última noticia es la de Morro que dice que va a hacer una proposición en el Ayuntamiento de Teruel en los siguientes términos: EL PSOE PRESENTA UNA PROPUESTA PARA QUE SE IDENTIFIQUEN LOS VESTIGIOS DE LA GUERRA CIVIL EN EL ENTORNO DE TERUEL, CON EL FIN DE SOLICITAR SU DECLARACIÓN COMO BIENES DE INTERÉS CULTURAL. (Diario de Teruel, 2 de junio de 2017) Pero, este tema de la Guerra Civil (36-39), tiene varios vectores divergentes. Uno de ellos Es la creación del MUSEO DE LA BATALLA DE TERUEL. Lo que no entiendo es tanto interés por rememorar una batalla que perdieron y cuyo desarrollo mostró la incapacidad de las tropas republicanas incluso para maniobrar. Luego sabemos que lo van a poner en un lugar tan escondido que será difícil de que nadie lo vea.
Por último, otro vector proveniente de la misma Ley de Memoria Histórica es el afán por desenterrar muertos.  Y, pensando en este afán y en sus antecedentes históricos, he dado con la peripecia vital de Isidoro de Antillón y Marzo y por tal circunstancias he viajado esta tarde a Santa Eulalia del Campo.
Fue uno de los grandes hombres de Santa Eulalia, de Aragón y de España, gran geógrafo y diputado en las Cortes de Cádiz. Tuvo un final “muy español”. Fernando VII “el rey felón” no contento con la noticia de su muerte mandó que se ABRIERA SU TUMBA, que se sacara su CADÁVER, que se QUEMARA y, finalmente, que se esparcieran sus CENIZAS.
Algo, pienso yo, deberá cambiar en la actual izquierda española, para hacerla más civilizada y menos atávica.
*
JOSÉ BERGAMÍN
Madrid 8 marzo 1979
Unos días antes de morir me escribió a París Antonio Machado una conmovedora carta, tal vez su última carta (dictada a su hermano, firmada por él), diciéndome que quería quedarse en Francia.
*
Es más que seguro que Machado conocía la gran  afición de los españoles al TRASIEGO de cadáveres. Ahora, ya están removiendo la fosa del dictador (tremendo).
*
*
*
*
****
***
*