Páginas vistas en total

viernes, 16 de junio de 2017

Junio2017/Miscelánea. EL ESTADO VERSUS CATALUÑA

UN ESTADO DÉBIL
*
Argentina, México, Colombia, Venezuela… y un largo etcétera de territorios pertenecientes a la Corona de España, entrado el siglo XIX, comenzaron a independizarse y ese proceso duró hasta la muerte de Franco. Tengo amigos que hicieron la mili en el Sahara y vivieron en primera persona  aquello de “La Marcha Verde”. Sin embargo, no fue con el Sahara con lo que terminó este proceso de desmembración. La cosa continuó y el Lendakari vasco vino al Parlamento español a pedir la independencia. Los catalanes (no todos) están en las mismas y harán “por las buenas o por las malas” un referéndum de autodeterminación. Todo es continuación de un proceso que supera ya los dos siglos y en el cual, la Nación española, ha ido perdiendo todos los territorios coloniales y ha ido también, a base de cesiones, debilitando su estructura de poder. Actualmente, España no posee ninguna colonia en ninguna parte del mundo, si nos atenemos a la norma y a la ley internacional refrendada por la ONU. Sí, por el contrario, tenemos en nuestro territorio una colonia: Gibraltar.
Qué pasa pues con Cataluña y con las Provincias Vascas, son acaso una colonia que mantiene España, todavía en su interior… Desde cualquier punto de vista que se mire, no es así. No, de ningún modo. Todos conocemos bien la historia de Cataluña ligada a la de Aragón. Todo comenzó cuando el condado de Barcelona se une al reino de Aragón y no al revés. Los aragoneses lo sabemos bien: fue un “matrimonio en Casa”. Un matrimonio en la Casa Real de Aragón y con el objetivo de dar continuidad /descendencia a dicha Casa. Luego, siempre se vio que los catalanes eran malos compañeros de viaje, interesados compañeros de viaje. Así se puso de manifiesto en los momentos decisivos. Compromiso de Caspe…. Unión de Armas… Guerra de Sucesión o la última Guerra Civil (36-39) y la invasión de Aragón utilizando a los anarquistas que lo pasaron todo a sangre y fuego. Quedan todavía, testigos de aquellos desvaríos, centenares de iglesias que fueron desmanteladas y sus bienes robados o quemados.
¿Tiene a la luz de la historia, Cataluña, derecho a la independencia? ¿Es Cataluña una colonia de España? La respuesta es NO en cualquiera de los casos. Como a Cataluña no le asiste ninguna razón para pedir la independencia está “provocando” al Estado español (un Estado débil) con el fin de que cometa algún error y poder justificar lo injustificable.
En la Tercera Internacional Comunista se declaró la liberación de todos los pueblos oprimidos. Por aquí quieren abrir brecha que justifique su acción. Buena parte de Cataluña ha detestado siempre al ejército español y quieren que abandonen el territorio. Pero si con ocasión del anunciado REFERENDUM ILEGAL se mandase a cualquier fuerza de orden a intervenir, automáticamente dirían que han sido violentados e invadidos por  fuerzas extranjeras. Por tal motivo, para evitar cualquier mal paso, el Gobierno español es muy prudente, debe ser prudente. Y esto contrasta con la actitud de muchos ciudadanos que hartos de esta sinrazón pierden los nervios y, gozosos, gustarían ver a la legión desfilando por las Ramblas.
Fue el general Espartero quien dijo en una ocasión que para que España fuera bien habría que bombardear Cataluña cada 20 años. También bombardeó Barcelona el general catalán, Prim. Pero, desde Prim a Carrero Blanco y en un periodo de 100 años se ha producido magnicidio con una periodicidad de 20 años sobre cinco (5) Jefes de Gobierno españoles. También han sufrido atentados los reyes de España en numerosas ocasiones, comenzando ya con Fernando II de Aragón en el Palacio Real al salir del salón del Tinell.
Pero las cosas han cambiado y están cambiando. España, el Estado español ya no tiene la debilidad de antaño. Es un poder democrático y una potencia económica situada entre las 20 primeras del mundo. Los ciudadanos españoles tienen un solvente grado de formación y están al tanto de los avatares de la política. A menudo se denuncian las tergiversaciones que se han hecho en Cataluña en materia escolar sobre la geografía o la historia. El puerto de Barcelona ya no es hegemónico y le hacen competencia: Valencia, Algeciras, Canarias o Bilbao. La interdependencia de Cataluña con el resto del los territorios españoles es manifiesta y aquí en Aragón se palpa por ejemplo en temas de agua. Canales de riego que cruzan ambos territorios hacen que nuestras economías deban complementarse.
Y, a pesar de todo, por qué se continúa con el tema del independentismo. El asunto es muy simple, se trata de puro egoísmo, de mantener una posición de privilegio con respecto al resto de los territorios. Tener un cupo como lo Vascos… Eso ha sido siempre así. Con ocasión de la “Unión de Armas” que propuso el Conde-Duque de Olivares ellos dijeron que Cataluña no colaboraba en la defensa de la Corona. Por el contrario sí que se sumaron, luego, rápidamente a los beneficios del comercio con América y por ello al final de las Ramblas tienen un monumento a Colón que señala el lugar (América) donde se hacen buenos negocios.
Nada nuevo bajo el sol, si acaso, ahora, en esta precisa ocasión un Estado fuerte y respaldado por los principales partidos debe dejar este asunto zanjado, para que no lastre más nuestra economía y nuestro progreso. Para ello, desgraciadamente, no contamos con Podemos que juega a lo que siempre ha jugado la extrema izquierda en España: destruir o debilitar el Estado.
***

**
*