Páginas vistas en total

jueves, 28 de agosto de 2014

Agosto2014/Miscelánea. LA INMENSA TAREA DE RENOVAR EL SOCIALISMO ESPAÑOL Y EUROPEO

ESCUELA Y DESPENSA
(Dos tareas que Pedro Sánchez debe abordar)
El PSOE nombra un nuevo Secretario General y desde el día siguiente sale el “nuevo líder” haciendo declaraciones en la prensa sobre lo divino y sobre lo humano. El lector va hilvanando las frases, las afirmaciones y las negaciones y, con todo ello, puede hacerse una composición de lugar de que valores aporta el nuevo líder y que praxis política va a desarrollar en caso de llegar a ser presidente del Gobierno.  Así ha sucedido con Pedro Sánchez (PS) que ha clavado la trayectoria  y ha volcado públicamente, tanto lo que en su magín se cuece, como lo que sus asesores le han indicado.
A estas alturas, la decepción alcanza sus más altas cotas y la opinión pública se ha percatado de que tenemos, más de lo mismo. El PSOE está copado por gentes de la generación NI-NI y avanzan sin ideología, sin programa y sin rumbo en busca, de nuevo, de una poltrona que perdieron al llevar a España a altas tasas de paro y al mismísimo punto de ser “intervenida” por Europa.
Es de suponer que algún militante del PSOE se habrá leído la historia del socialismo y del movimiento obrero. Si hay alguno que lo ha hecho, creemos que estará en condiciones óptimas de asesorar a PS y de hacer que varíe su rumbo y aminore unas declaraciones que lo clavan cada día, más y más, en el eterno despacho de la oposición política.
Nosotros, que tenemos interés en la alternancia en el poder y en la consolidación de un sistema democrático homologado con los regímenes donde impera la Libertad, la Ley y el Orden, aconsejamos lo siguiente. PS debe poner a trabajar a su gente más cualificada en dos aspectos sustanciales y que interesan a todos: EL SISTEMA DE PRODUCCIÓN DE BIENES Y SERVICIOS Y EL SISTEMA DE LIBERTADES QUE DEBEN DISFRUTAR LOS CIUDADANOS.
No es nada nuevo y es, sin embargo, una tarea pendiente desde Joaquín Costa, ya saben, Escuela y Despensa. La Despensa, son los bienes que hemos de producir sin que tal producción ocasione la “explotación del hombre por el hombre”, principio sacrosanto del socialismo. ¿Cómo deben ser nuestras fábricas? ¿Cómo debe ser nuestro sistema financiero? En ambos casos, qué medidas tomar para que el cooperativismo arraigue entre las capas de los trabajadores y para que el dinero del pueblo sirva al pueblo y no a la especulación de los banqueros. Analizar críticamente. también, por qué la cooperativa de Mondragón lleva su producción a China. Si salimos en manifestación clamando contra el patrón y no tenemos alternativa a su “tiranía”, estamos doblemente perdidos. El Estado no puede amparar (como un nuevo Dios) a todos, si no hay un eficaz sistema productivo que le aporte recursos para equilibrar las desigualdades sociales. Cuando el sistema liberal entra en crisis la socialdemocracia se desmorona. Tal ha sucedido con la última crisis. La población, por MAYORÍA ABSOLUTA, ha colocado un Gobierno de derechas porque el socialismo (socialdemocracia) era incapaz de sacarnos del pozo de la crisis. De  la misma manera ha sucedido con las Cajas de Ahorros, en teoría, dinero del pueblo gestionado por el pueblo y para ayudar al pueblo. Todo está de nuevo en entredicho y los teóricos del socialismo y del marxismo deberían trabajar en aportar soluciones estructurales y no tirar por el camino del medio en base a la política demagógica de robar al rico para dar al pobre. Tenemos todavía muy viva las desastrosa experiencia anarcosindicalista del Aragón Oriental.
Pero si en lo económico lo tiene muy crudo el Socialismo histórico, qué decir del sistema de libertades públicas y personales: CHECAS Y GULAG. La tentación del adoctrinamiento desde la más tierna infancia y la eliminación física de aquellas personas que tienen una conciencia crítica ha sido una práctica que ha manchado con tinta negra la historia del movimiento obrero. En Aragón tenemos suficiente experiencia y trayectoria para enmendar este capitulo negro del anarquismo- socialismo-comunismo. Si Miguel Servet decía que no se podía entrar en religión hasta alcanzar el uso de razón, es decir, de ser capaz de tomar conscientemente una decisión tan importante. Como podemos admitir que haya niños que vayan a leer cartas de fidelidad a la tumba de un líder (Chavez). La inculcación ideológica desde la más tierna infancia es una práctica que aborrecemos (sea al rey o al líder supremo).
Porque la tarea es larga y costosa y porque, poner los nuevos cimientos de socialismo del siglo XXI no está al alcance de cualquiera. Es, por lo que un líder (si tal es el que así se bautiza), debe trabajar con los intelectuales del país y con las Bases tratando de aportar doctrina y experimentar nuevas praxis en lo económico, en lo social y en lo cultural. Volver a las andadas de Felipe, Guerra o Zapatero es no salir del pozo de la corrupción que nos asfixia.
El nuevo líder del PSOE, si en verdad lo quiere ser, debe apartarse de los focos de la prensa y abordar las tareas que le exige su ideología a ver si, por una vez, España aporta algo sustancial al movimiento obrero europeo y mundial. Desde Joaquín Costa no hemos visto un átomo de esa aportación que, tan insistentemente, pedimos.
La corrupción, para un líder con poder en el partido, es un tema que puede tardar en resolverlo cinco minutos.
*
*
*