Páginas vistas en total

viernes, 31 de enero de 2020

Enero2020/Miscelánea. LA ECONOMÍA CIRCULAR Y CÓMO CIRCULAR BIEN EN LA ECONOMÍA EMPRESARIAL.

LA ECONOMÍA CIRCULAR
*
La economía circular consigue convertir nuestros residuos en materias primas, paradigma de un sistema de futuro.
*
Hay muchas formas de ver la llamada “economía circular”. Una de ellas es la de esta definición ya clásica, moderna y progresista que encabeza nuestras líneas. Tienen que ver con todo lo que va en torno a la producción de bienes. Sin embargo, aquí queremos hablarles de otro tipo de “economía circular” que no necesita ni definición, ni propaganda, ni mucho menos ese toque de progresismo que tanto gusta a las gentes. Tiene que ver con la forma “circular” en que se mueve el dinero y las relaciones humanas. Una economía que atrapa al individuo y a la sociedad. Para entenderla pondremos un ejemplo, ya que muchos partidos que se dicen progresistas la tienen asumida como propia.
Supongamos que hay un proyecto de construcción de un hospital público y le adjudican a usted ( o a una sociedad) la obra por unos 50 millones de euros. De esos 50 millones tiene que salir todo lo necesario para construirlo y debe quedar el llamado beneficio empresarial “legítimo” del valor total de la obra.
Pero no acaba aquí la cosa, si usted, controla a los proveedores. Aparte de los descuentos por compra en gran cantidad de productos puede, a su vez, crear de motu propio o entrar en el accionariado de las diferentes empresas que le proveen. De esa forma incrementa sus beneficios, por vía del descuento y por rendimiento de sociedades. Además, el dinero que recibe de sociedades y van a parar a otras sociedades, tributan a Hacienda de forma diferente. De esta forma habrá creado una “red clientelar”. Esa red clientelar está sujeta, al ser obra pública, a una opción política. El seguir trabajando y recibiendo pedidos depende de la opción política que esté en el poder. Por esa razón, los trabajadores deberán estar advertidos de, a quién o a quienes deben de votar, pues en caso contrario pueden quedar en el paro.
De esta forma hemos cerrado un círculo. Esto también es ECONOMÍA CIRCULAR. Por esa razón al construir el hospital (imaginario), las empresas proveedoras no son las más próximas al lugar de ejecución de la obra y pueden venir los pedidos, y los trabajadores, de los más peregrinos lugares.
Se trata de que el dinero circule por una red, por un circuito, en que no haya residuos que salgan de él. Un sistema muy ecológico.
Para hacer ese hipotético hospital y potenciar (en la medida de lo posible) las maltrecha provincia de Teruel sería bueno que todos o buena parte de los recursos necesarios para su construcción fueran endógenos (arcilla, cemento, hierro). Sin embargo, muchos vienen de Valencia. ¿Por qué?
***
**

*