Páginas vistas en total

martes, 21 de enero de 2020

Enero2020/Miscelánea. EL PIN PARENTAL (¡¿CABE ESCANDALIZARSE?!)


PIN PARENTAL
El PIN PARENTAL es una manifestación del malestar que muchas personas tienen con el Sistema Educativo PÚBLICO en España.
*
Ningún escándalo ni controversia se hubiera producido si las instituciones educativas españolas hubieran cumplido con su función desde hace ya, años. Ni el Ministerio de Educación ni la Alta Inspección Educativa ni los Consejos Escolares de las distintas comunidades autónomas han dicho nada sobre un asunto que se ha politizado rápidamente.
El curriculum escolar, según Gimeno Sacristán, es el “resumen codificado de la cultura que queremos transmitir” y este compendio cultural sale aprobado del Parlamento Español y modificado en algunas partes por las comunidades autónomas. Pero, qué es “cultura”…, qué es la “cultura”... pues es un depósito de saber muy extenso. Un aragonés (José Ramón Bada Panillo) definió la cultura como “todo lo que sale de la mente y de las manos del hombre”. Cultura son los artefactos y los mentefactos.
Todo el proceso educativo que se produce en el aula (en el Centro Escolar) tiene que estar sujeto a inspección y a control. Pero, sucede, que el sistema tiene algunos fallos (agujeros) por los que penetran los que quieren perturbarlo.
En primer lugar, la responsabilidad es del tutor del aula cuando demanda ayuda complementaria para alguna “unidad didáctica”. Por ejemplo, en temas delicados como la educación sexual dentro de la anatomía del cuerpo humano… según a quién deje entrar en el aula… tendrá problemas. La persona a la que se invita carece de toda responsabilidad sobre los límites que marca el curriculum. De ahí que, las ayudas externas, deban ser autorizadas por la Dirección y el Claustro de profesores del Centro Escolar y deben acreditar una formación adecuada.
En segundo lugar están las actividades que se realizan en el Centro Escolar fuera del horario docente. Aquí, el peligro es mayor y la capacidad de maniobra de gente, muy activa pero poco preparada, hace que se llegue a puntos sin retorno.
En tercer lugar hay que señalar que la actividad de la Inspección Educativa es muy laxa y que ocupa la mayor parte de su tiempo en temas burocráticos.
De esta forma han penetrado en el colegio, desde hace tiempo, sentándose en el Claustro de Profesores, gente que no es profesor y que carece de cualquier tipo de titulación.
El Llamado PIN PARENTAL, fuera de escándalos, lo que pone en evidencia es un sistema educativo que hace aguas por todas partes y que ningún Gobierno ha querido poner, ni tan siquiera, un parche (¿les suena lo del pacto educativo?).
Por esa razón, de la educación hablan en España hoy, un variopinto grupo de personajes sin mayor conocimiento del asunto y CALLAN, por el contrario, quienes deberían hablar: Ministerio, Consejerías, Inspección, Directores de Centros…
Con estas premisas y en este contexto de dislocación del Sistema Educativo, resulta sencillo entender quien o quienes no quieren un PACTO EDUCATIVO. La izquierda política española piensa que, cuanto más desestructurado este el Sistema Educativo español mejor para sus intereses. ¡Qué no le engañen! El futuro de sus hijos está en juego y, también el PENSAMIENTO LIBRE.
***
**

*