Páginas vistas en total

miércoles, 1 de junio de 2016

Junio2016/Miscelánea. MAYO, EL MES DE LA VIRGEN

MAYO, EL MES DE LA VIRGEN
*
La crisis sacerdotal ha hecho que la Iglesia Católica, antes que elevar a la mujer a la condición de presbítero, haya decidido traer sacerdotes de los más diferentes lugares. A menudo, estos nuevos sacerdotes, desconocen lo esencial de nuestra cultura y se enfrentan a unos feligreses que, atónitos, observan los nuevas formas y maneras de ejercer el apostolado.
Si algo debe saber un cura de pueblo es que, en nuestra sociedad, en la más tradicional, sigue perviviendo un sustrato politeísta, ciertamente, enmascarado. Dos ejemplos lo aclararan a la perfección. El primer ejemplo tiene como referente la parte oriental de Aragón allí, donde se instalaron en el año 1936, las columnas anarcosindicalistas. En estos pueblos se quemaron todos los santos de las iglesias. Todo ardió completamente en las plazas de nuestros pueblos. Tras la guerra hubo que recompone los referentes advocacionales. Dos imágenes fueron las primeras que se compraron. Una, un Cristo, que se situó en la capilla del ya existente y, después, una Virgen Dolorosa. Además, se trató de reproducir (donde la hubo) la imagen de la Virgen patrona del lugar de la forma más fiel posible. Al Cristo se va a pedir remedio para los males que a menudo nos aquejan y, a la virgen, se va a buscar consuelo mimetizando nuestro dolor con el suyo. En Encinacorba no sucedió nada de eso (desastres de la guerra) y por ello el templo permanece integro. Pero, en Encinacorba, la Virgen del Mar es un referente que supera lo puramente religioso. Tal es así que una frase de un joven encinacorbero resume el significado de la imagen de la Virgen del Mar para todo el pueblo: “Yo no soy creyente pero, a la Virgen del Mar, que no me la toque nadie”.
Si el cura del pueblo, si el párroco, no entiende esto tan elemental está perdido porque la feligresía entrará en crisis o desertará. La iglesia, a su vez, pierde su condición de acogida, su condición de CATÓLICA  (universal) y entra en descomposición. El cura de Encinacorba el día que encendió el foco del Sagrario y apagó el de la Virgen del Mar, frustró y entró en desconexión con los fieles. O no entiende nuestra cultura o no la quiere entender. El arrianismo nunca tuvo continuidad en la vieja Piel de Toro.
*