Páginas vistas en total

jueves, 7 de mayo de 2020

Mayo2020/Miscelánea. UN GOBIERNO EN MINORÍA E INESTABLE AL FRENTE DE UNA CRISIS SANITARIA Y ECONÓMICA DE ENORME CALADO.


Lagasca, médico, botánico y diputado (Trienio Liberal) luchó decididamente en su tiempo contra la Fiebre Amarilla o Vómito Negro.
***
A PROPÓSITO DEL ESTADO DE ALARMA Y LOS APOYOS DE PEDRO SÁNCHEZ
*
Murió Juana de un dolor
tan venial, como de muelas:
¿Te admiras? Pues no te admires,
porque la curó Cabrejas.
*
En estos versos que acertadamente cita Juan de la Encina se plasma, no solamente un problema de conocimientos teóricos de medicina,  de praxis médica; sino que, también, de la competencia personal de quien está a cargo de una responsabilidad, sea grande o sea pequeña.
Así, en el caso que nos ocupa de la pandemia del Coronavirus. Dos son los campos básicos de quienes luchan contra esa enfermedad. Por una parte los científicos que desde el laboratorio estudian la estructura del virus y buscan los métodos de combatirlo y aún de eliminarlo. Y, por otra parte, los sanitarios que tratan de combatirlo a la luz de los conocimientos que, hasta ahora, dispone la ciencia.
Además de las personas que luchan contra la enfermedad, científicos y sanitarios, hay un tercer factor fundamental. Se trata de la política (en el buen sentido de la palabra) que se aplica/ que se debe aplicar, para coordinar correctamente a los agentes activos y a la población que es el sujeto  pasivo y objeto primero de la preservación del mal.
El encargado de ejecutar correctamente esa política no es otro que el presidente del Gobierno de España, nuestro particular Cabrejas: Pedro Sánchez. A tal efecto dispone de todos los poderes del Estado y ha hecho uso de un  instrumento con poder casi absoluto: El Estado de Alarma.
*
De Dorila, y de Marcial
es esta famosa Obrilla,
bien escrita de Marcial,
mal copiada de Dorila.
*
El Estado de Alarma es un poder que otorga la Constitución Española al Gobierno para causas de fuerza mayor.  Digamos pues que, en esta imagen poética que precede a estas letras, la Constitución escrita por emanación de la soberanía del pueblo español, está representada o puede atribuirse imaginariamente  a Marcial. El instrumento que se le ha dado al Gobierno español es bueno, es total y completo.
Dorila, por el contrario, representa el uso que se ha hecho de ese poder. Y ese uso se ha cuestionado hasta el punto de que sus socios de Gobierno (ERC) le han negado la prórroga votando en contra con ocasión de la tercera prórroga.
De este lance, Pedro Sánchez  sale, más que tocado. Su Gobierno ha perdido buena parte de los apoyos populares y de no haber acudido Ciudadanos en su auxilio, el desastre de Cabrejas habría sido definitivo. De todo ello se deduce que la Constitución fue bien escrita por Marcial pero, mal copiada por Cabrejas. La Constitución Española es vigente y no hay razones para cambiarla. Si acaso, cabría sustituir a los que de ella hacen mal uso.
*
JUAN DEL  ENZINA
Los años cincuenta de mi edad cumplidos,
habiendo en el mundo yo ya jubilado,
por ver todo el resto muy bien empleado
retraje en mí mesmo mis cinco sentidos
que andaban muy sueltos vagando perdidos
sin freno siguiendo la sensualidad,
por darles la vida conforme a la edad
procuro que sean mejor ya regidos...
Con fe protestando mudar de costumbre,
dejando de darme a las cosas livianas,
y a componer obras del mundo ya vanas
mas tales que puedan al ciego dar lumbre.
Trivagia, escrita a fines de 1519
***
**
*