Páginas vistas en total

lunes, 3 de diciembre de 2018

Diciembre2018/Miscelánea. GIBRALTAR VOLVERÁ A SER ESPAÑOL.


GIBRALTAR VOLVERÁ A SER ESPAÑOL
*
Todo buen español debería mear siempre mirando hacia Inglaterra.” Blas de Lezo.
*
Pedro Sánchez, el PSOE y con ellos toda la izquierda española acaban de arriar la bandera nacional ante Inglaterra (RU) con ocasión del Brexit y el asunto de Gibraltar. Y no nos extraña pues, esta manera de actuar, es tradicional en la izquierda desde al menos el año 1945 en que acaba la Segunda Guerra Mundial. Ser contrario a la dictadura de Franco (era de ley) no da derecho, hoy, a traicionar a tu patria. En esto los cubanos (por ejemplo) son escrupulosos: salen de una Cuba sin libertades, hablan mal del régimen dictatorial pero, siempre alzan su voz por su patria. La izquierda española no. Venden su patria por un sillón en la Moncloa.
Pienso que casi todos los españoles han visto la/s película /as sobre Enrique VIII de Inglaterra, conocen, siquiera sea de pasada la historia de la “armada Invencible” y, han oído a menudo, como se aireaba sin rubor la “Leyenda Negra” sobre la forma en que la monarquía española guió la conquista del nuevo mundo. Inglaterra siempre ha sacado partido de España a costa de la piratería, el tráfico de esclavos negros de África a América y de propalar mentiras. Inglaterra (RU) ha sido siempre hipócrita, porque a los piratas ingleses célebres les daba el título de Sir (noble).
Llegados al siglo XX, concretamente a 1936, año que comienza la Guerra Civil española, España ya no era una gran potencia. Por el contrario, Inglaterra (RU) estaba en todo su esplendor y se disputaba el dominio del mundo con Alemania. España apenas desempeñaba ningún papel en el contexto europeo e internacional. España no participa ni en la primera, ni en la Segunda Guerra Mundial. Así que, en este año de 1936 y los siguientes, como veremos, Inglaterra (RU) trata a España como un gato cuando juega con un ratoncillo, es decir, que la manipula a su antojo.
En primer lugar a Inglaterra (RU) le interesa que no gane la Guerra Civil la República española por su deriva marxista y que, como consecuencia de ello, se produzca el cierre del Estrecho de Gibraltar. A tal efecto el estrecho es un paso estratégico para la metrópoli inglesa que trae bienes de la India y Oriente medio.  Por esa razón, Inglaterra (RU) vende a la España de Franco junto a Alemania, Italia y Francia armas a crédito. En segundo lugar colabora con sus Servicios Secretos, muy eficientes, en el control del comercio de armas de la II República española.
En esta primera fase Inglaterra (RU) tiene éxito y Franco gana la Guerra Civil (36-39). Cuando se produce la Segunda Guerra Mundial, España, a pesar se afín a Alemania, NUNCA CIERRA EL ESTRECHO DE GIBRALTAR. España cumple con el Reino Unido el pacto no escrito.
"LA PÉRFIDA ALBIÓN"
El Peñón de Gibraltar ha jugado un papel muy relevante en la reciente historia de Europa, razón por la cual, su apetencia es todavía muy apreciada por el Reino Unido, como base de control del Estrecho de su nombre. Inglaterra (RU) apoyó a Franco en la Guerra Civil para mantener expedito el paso de sus barcos a la India (la Segunda Guerra Mundial estaba ya lanzada). Terminada la contienda mundial, Inglaterra (RU) quiso devolver la democracia a España aislando económicamente al régimen (primer cerco económico a un país) y haciendo fracasar la invasión comunista armada desde Francia por el valle de Arán (Santiago Carrillo da la orden de retirada). Franco respondió con una batería de búnkeres que todavía existe en la Línea de la Concepción y otra en la frontera francesa. Resultado de estos desencuentros es la situación actual en la que se observa nítidamente el hecho de que, el ser España una democracia, importa muy poco al Reino Unido. Lo que permite mantener la colonia al Reino Unido es la relación de fuerzas, hoy, decantadas mayoritariamente hacia el colonizador. No sucedió lo mismo con la colonia China de Hong Kong, allí, debido a la  aparición de la nueva potencia China y a los intereses económicos se cedió la soberanía. Por esta reacción Inglesa (RU) Franco apellidó al Inglaterra (RU) LA PÉRFIDA ALBIÓN.
El aislamiento económico de España entre 1945 y 1951 produjo la llamada autarquía. España debía vivir de sus propios recursos y esto ocasionó una tremenda hambruna. Esta hambruna la padecieron todas las capas económicas del país sin distinción de modo que aún teniendo dinero, no había abastos. Aparecieron enfermedades propias del Medievo que ya habían sido erradicadas. En este contexto Franco se “enrocó”, se “encastilló” y la oposición en el exilio (POSE, PCE, CNT…) se posicionaron a favor de Inglaterra (RU).
Desde entonces, la izquierda española, ha mantenido la misma posición respecto a Gibraltar. Por ello no le costó mucho trabajo a Pedro Sánchez, a pesar de estar de viaje, resolver el asunto del Brexit y Gibraltar. Siempre a favor de Inglaterra (RU).
EL BLOQUEO ECONÓMICO A ESPAÑA OCASIONÓ LA PERDIDA DE SOBERANÍA SOBRE CUATRO BASES MILITARES A FAVOR DE EEUU.
El miércoles, 4 de julio de 1951, tal como se comenta en "LUCHA", España  es excluida por "nuestros amigos" europeos del "Plan Marshal" propiciado por los EEUU para reconstruir Europa. Desde el año 1945, España, ya sufría un aislamiento económico feroz (de Inglaterra y Francia, principalmente) y la hambruna en las ciudades era brutal (periodo de autarquía). En 1951, Franco cede parte de la soberanía española a EEUU a cambio de ayuda económica y entrar en la ONU. En concreto fueron cuatro bases: MORÓN, ROTA, TORREJÓN Y ZARAGOZA las que pasaron a soberanía americana. Franco se garantizaba su supervivencia en la Jefatura del Estado Español. Cuatro bases americanas y una inglesa han minado el orgullo español, el orgullo de haber sido el primer imperio mundial: a España le cupo, en su tiempo, el honor de dar la primera vuelta al mundo (expedición de Magallanes-Elcano).

GIBRALTAR ES UN PARAÍSO FISCAL BENDECIDO POR LA IZQUIERDA ESPAÑOLA
Son pues, los Paraísos Fiscales, una lacra, una hidra que roba el dinero que debe ir al bienestar social. La izquierda política dice estar en contra de los Paraísos Fiscales. La izquierda política dice estar en contra del Capitalismo. La izquierda política dice defender la sociedad del bienestar.
Todo esto está muy bien pero, “Kichi” (alcalde de Cádiz), recibe al Ministro Principal de Gibraltar Fabián Picardo, conocido mafioso que trafica con todo lo que le viene a mano: dinero, droga y tierras (apropiación de lindes con España fuera de Utrech). Todo bajo el paraguas protector del R.U.
“Kichi” no debería haber recibido a semejante personaje, todavía más, no teniendo competencias diplomáticas. Pero al hacerlo pone en solfa todo un discurso vacío y hueco. Un discurso hecho a la medida de los sectores que buscan su remedio en la magia de la política, en esa predisposición de algunos ciudadanos a soñar con un  Estado que nos traerá el bienestar, por arte de magia. “Kichi” enseña sus cartas sin verse forzado a ello, lo hace con la impunidad de saberse líder indiscutible y que haga lo que haga sus votantes se lo perdonan por adelantado. Todo... para conseguir (un día indefinido) un paraíso sin Estado y sin dinero.
Gibraltar, es hoy, un territorio con una de las mayores rentas per cápita del mundo. Todo ello, gracias a haberse convertido en un PARAÍSO FISCAL. La izquierda anticapitalista responde al fenómeno, no combatiéndolo, sino, apuntalándolo. Porque, a todos esos miles de trabajadores que pasan a diario a Gibraltar a ganarse el jornal, a todos ellos, la izquierda española no sabría proporcionarles un empleo ni facilitarles los instrumentos para que ellos lo consiguieran o lo construyeran. Así pasa en toda Andalucía, que tristemente se ha convertido en una región “mantenida”.
***

**
*