Páginas vistas en total

jueves, 31 de mayo de 2018

Mayo2018/Miscelánea. LA "GANCHADA / PINZADA" Y LA CARA DE BOGAVANTE

RITO GACHERO
En esa ocasión, el comienzo de la lifara, no hubo ni ganchada, ni ganchuda, sino que fue "pinzada" y en tres tiempos.
*
 Primer tiempo: 
Guillermo, el matador, ataca a la fiera verticalmente evitando entrar por caparazón. Lleva potentes alicates comprados en los chinos y no está seguro de salir airoso del trance. Tiene suerte porque el bogavante ni se cantea y él, con mucha maestría, se la mete por la cruceta. Un subalterno está al quite por si el bicho desbarra y vuela del plato.
*
Segundo tiempo:
Ha logrado con gran pericia dominar al animal. Las potentes pinzas lo sujetan en vilo mientras el bogavante, rojo de ira, trata de escabullirse. "No te me escaparás" murmura el maestro mientras que el orrino y mozo de espadas le anima: ¡Alante maeztro, que er bicho ya ez zuyo!
*
Tercer tiempo:
Sujetando firmemente al animal con su potente pinza, el maestro, va elevando lentamente la pieza cobrada sobre las cabezas del respetable. Éste, prorrumpe en un sonoro ¡Olé!, ¡Olé! y ¡Olé! seguido de una nutrida ovación. Luego, el maestro, posando la pieza en el plato y mirando fijamente al "grajerío" dicta sentencia: ¡QUE COMIENCE LA LIFARA! 
*
Tras la limpia e impecable faena a algunos se les quedó cara de BO-GA-VAN-TE.
*
HUMOR MISCELÁNEO PARA
EL LECTOR CONTEMPORÁNEO
***
**
*
*