Páginas vistas en total

sábado, 19 de mayo de 2018

Mayo2018/Miscelánea. EL MEDIDOR DEL RÍO TURIA EN TERUEL (BAJO EL PUENTE DE LA EQUIVOCACIÓN)

EL AGUA DEL GUADALAVIAR-TURIA
(Toda la verdad)
*
Debajo del puente de La Equivocación en Teruel, tiene la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) un medidor, tal como puede verse en la fotografía. Las mediciones constantes, año tras año, de los caudales de los ríos son necesarias para poder regularlos y garantizar el adecuado suministro de agua a las ciudades y campos. Aguas arriba del barrio de San Blas tiene el río Guadalaviar un embalse capaz de almacenar 21 hectómetros cúbicos de agua. Cuando se hizo este embalse no se pensó en Teruel, sino en Valencia y la cosa es evidente. Se trata de un embalse regulador y pretende garantizar hasta donde sea posible el suministro de agua a la zona valenciana. Los datos más significativos son los siguientes:
*
El acuífero Molina-Cella aflora al Guadalaviar en torno a los 65 hectómetros cúbicos/año.
*
El embalse del Arquillo tiene una capacidad de 21 hectómetros cúbicos de agua.
*
En un año, solamente con este caudal del acuífero Molina-Cela, se podría llenar tres veces el pantano del Arquillo.
*
La ciudad de Teruel consume 4,27 hectómetros cúbicos de agua al año.
*
Es evidente que si el embalse del Arquillo se queda vacío, no es por el consumo de Teruel, sino por la necesidad de agua en Valencia.
*
A esta cantidad de agua hay que añadir la que aporta el río Alfambra.
*
A pesar de todo, Valencia y su área metropolitana, tiene un gran déficit de agua.
*
Teruel tiene, ademas, una serie de pozos para periodos de sequía de los que se ha visto su utilidad en este otoño-invierno del 2017/18.
*
Cella-Molina de Aragón
La zona de Cella-Molina de Aragón comprende parte de las provincias de Teruel y Guadalajara por las que se extiende en una superficie de 900 km2. Sus límites son: al Norte, Sierra Menera; al Sur, los macizos de Nevero, Tremetal-Albarracín y Sierra Carbonera; al Este, la depresión del Jiloca y, al Oeste, la línea Pinilla de Molina-Tierzo-Molina de Aragón (fig. 15-2). El acuífero se instala en una extensa paramera de escasa complicación estructural (formación suavemente plegada asimilable a un sinclinal alargado) desarrollada sobre una base triásica y paleozoica que aflora en Cella y en los diapiros de Monterde de Albarracín y de Pinilla-Alcoroches. La recarga se produce por infiltración directa de la lluvia y de la escorrentía superficial procedente de los terrenos limítrofes impermeables (150 hm3, año). La descarga tiene lugar en los puntos en que el contacto acuífero-substrato impermeable alcanza cotas más bajas (Cella, Molina de Aragón, Albarracín, etc) y, probablemente, por la parte lateral, a la depresión del Jiloca. Según los aforos realizados, descarga unos 45 hm3, año al río Gallo (cuenca del Tajo) entre Castilnuevo y Prados Redondos, otros 65 hm3, año al río Turia en Albarracín y unos 4 hm3  año al Jiloca, en Cella. Es de destacar la notable oscilación de caudal que presentan los manantiales en esta zona, lo que motiva que en ocasiones los caudales sean insuficientes para abastecer los regadíos tradicionales del Jiloca y Gallo. Así, la fuente de Cella, una de las más importantes del sistema, presenta oscilaciones en su caudal aforado entre 0,7 y 1,6 m3/s. Esta gran variación indica una circulación rápida del agua por el acuífero.
*
***
**
*