Páginas vistas en total

martes, 20 de julio de 2021

Julio2021/Miscelánea. LA DEFENSIO FIDEI SOBRE EL DINTEL DE UNA CASA EN RUINAS DE VILLARROYA DE LOS PINARES

DE CÓMO LLEGO HASTA VILLARROYA LA ESCUELA DE SALAMANCA DE FRANCISCO SUÁREZ
*
Estaba comiendo en el restaurante-asador de Villarroya de los Pinares (18/07/21), situado a la entrada a la villa dirección Cantavieja, cuando observe por la ventana del mismo una casa en ruinas al otro lado de la carretera. Destaca su puerta adintelada con piedra sillar, mientras que el resto de la fachada es de mampostería con las ventanas tapiadas con piedra seca. Me llamó también la atención que sobre el dintel había colocada una piedra en forma triangular. Pensé, en seguida, que sería algún blasón de una antigua casa noble o cosa parecida.
*
Mirando con detalle observé que la piedra contenía de arriba a bajo, primero un criptograma con las clásicas letras de Cristo: JHS. En segundo lugar la cruz de la orden de Calatrava y, en tercer lugar y lo más interesante, las letras: DEFENSIO FIDEI. Luego viene otras letras ilegibles y la fecha 1759.
*
La Defensio Fidei es una obra del padre Francisco Suárez de la escuela de Salamanca en defensa de la fe católica y apostólica contra los errores del anglicanismo.
*
Francisco Suárez de Toledo Vázquez de Utiel y González de la Torre, conocido como Doctor Eximius, fue un teólogo, filósofo y jurista jesuita español. Una de las principales figuras del movimiento de la Escuela de Salamanca.
*
Defensio fidei catholicae apostolicae adversus Anglicanae soctae errores fue una obra encargada directamente por el papa Pablo V en la que Suárez sostenía la teoría del poder indirecto del pontífice en asuntos temporales (contrariando a la vez la idea de que los reyes recibían su soberanía directamente de Dios) y consideraba legítima la protección de los ciudadanos contra un príncipe convertido en tirano. El texto fue quemado públicamente en Londres por orden de Jacobo I, y también en París por el celo de los regalistas galicanos.
*
Me quedé pasmado al leer estas dos palabras. Hubo un tiempo en que en nuestros pueblos había gente interesada por la filosofía, por la teología, por la ética por la.... ¡Dios mío, como hemos venido a menos! La casa en ruinas parece una réplica del deterioro intelectual que sufrimos/padecemos.
***
**
*