Páginas vistas en total

sábado, 17 de octubre de 2020

Octubre2020/Miscelánea. ¿QUÉ LE PASA AL PAR?

EL PAR

*

Desconectado como estoy de la política, leo en la prensa una noticia sobre una supuesta crisis en el PAR. De entrada, desconozco de raíz cual es el fundamento del asunto y si es, únicamente, Aliaga el problema.  Analizando someramente la trayectoria de este partido, se evidencia como últimamente va perdiendo fuelle, es decir, va perdiendo votos.  Nada en Huesca, nada en Zaragoza, y poca cosa en Teruel. Por eso pienso que el problema no es de estrategia (que también) sino que debe ser más profundo: de fundamento.

Cuando la Iglesia Católica tiene un grave problema hace un Concilio. Cuando un partido tiene un problema de superveniencia (como es el caso) tiene que hacer un congreso extraordinario. Un congreso que no debe ser para cambiar nombres y sillones… debe ser un congreso en profundidad. Se trataría de reformular los principios ideológicos de esta formación y ponerlos en el valor que la sociedad actual demanda.

Biel vivió en primera persona la transición y, desde entonces hasta ahora, a la vida política se le ha dado la vuelta como a un calcetín. ¿Qué partido no ha tenido una reformulación o una refundación? Por esta razón, el congreso si lo hubiere ha de tener un tiempo previó de estudio y reflexión. Las cabezas pensantes del partido deben analizar, cual es o debe ser el papel del PAR en la sociedad aragonesa en el contexto de las crisis acumuladas que padecemos y en las transformaciones sociales que se han efectuado… Los viejos eslóganes ya no funcionan y el nacionalismo no vive sus mejores tiempos desde que en Cataluña se planteó la independencia.

El PAR y la CHA son dos fuerzas aragonesistas ideológicamente opuestas pero que, sin embargo, se sientan juntas en la misma mesa del Gobierno de Aragón. La CHA debe estar en el Gobierno de Aragón si no quiere desparecer pero, la CHA está en ese Gobierno al menos en el ámbito de su ideología (nunca estaría en un Gobierno de derechas). Y aquí es donde el PAR se lo tiene que hacer mirar.

Si el problema fuera Aliaga, habría fácil solución. Sería cuestión de mover la silla. Pero mucho me temo que Aliaga no es el problema. Aliaga sigue la misma política que Biel: “¡Por Aragón, todo por Aragón!” Y luego se pactaba a derechas o a izquierdas según convenía a los intereses personales. Ahora, se recogen los FRUTOS (los malos frutos).

El PAR necesita, a nuestro entender, un congreso de reformulación ideológica que aclare los conceptos básicos. Como ejemplo de lo que decimos todavía somos muchos los aragoneses que no sabemos descifrar sus siglas: PARTIDO ARAGONÉS O PARTIDO ARAGONÉS REGIONALISTA.

Es preciso dejar las cosas meridianamente claras, al menos, es lo que yo pienso. De cómo se actúe en el tiempo que resta hasta las próximas elecciones, dependerá su futuro. Inmovilismo, es igual a desaparición.

***
**
*