Páginas vistas en total

viernes, 23 de octubre de 2020

Octubre2020/Miscelánea. EL ANALFABETISMO EN LA PROVINCIA DE TERUEL

En la Gaceta de Madrid se publica la Ley Moyano en el año 1857
*

LA EDUCACIÓN EN LA PROVINCIA DE TERUEL

*

Este es un tema que hemos tratado en muchas otras ocasiones en este blog. La llamada instrucción y luego educación trascurrió en la provincia dentro de unos parámetros equiparables a la media nacional.

Para el año 1857 se publica la Ley Moyano y los Ayuntamientos, que carecían de recursos, deben hacerse cargo de la Primera Enseñanza. A excepción de las poblaciones grandes, el resto es un autentico fracaso. Los Ayuntamiento proveen espacios en las lonjas o dentro  del propio edificio municipal. Pero el principal problema es el absentismo escolar de los maestros. El Ayuntamiento debía pagar al maestro la mitad del sueldo en dinero y la otra mitad en especie. Muchos maestros buscan peonías fuera de la enseñanza, quedando las escuelas desiertas. Otro aspecto que se constata es la diferencia entre niños y niñas. A las maestras se les paga la mitad de sueldo (aproximadamente) que la maestro y se centran más en el catecismo y las labores del hogar.

Nace a principios del siglo XX una preocupación por el analfabetismo endémico español y se comienzan a publicar estadísticas  que nos permitirán seguir a lo largo del siglo la evolución del proceso alfabetizador.

“Escuela y despensa” es el eslogan que lanza Costa y es una tendencia que irá recorriendo poco a poco el esqueleto de la sociedad española y turolense.

Hay a principio del siglo XX una noticia que es propagada en un periódico a nivel nacional. Hay un pueblo en Teruel, concretamente Jarque de la Val, que ha conseguido acabar de raíz con el analfabetismo gracias la la dedicación de un maestro.

En este aspecto de la alfabetización, la II República no ofrece datos significativos y ello, posiblemente, por su corta duración.

A tal efecto, los datos nos indican que la alfabetización requiere décadas, así que, para el año 1900, nos señalan las encuestas que en España  el 45,3 % de la población era analfabeta. Y que, en el año 1980, el 8,2 % de la población era analfabeta. En Teruel ocupaba en el año 1981 el puesto número 33 de las provincias españolas con una tasa de analfabetismo del 5,03%.

Actualmente se distingue entre analfabeto, es decir que no sabe leer ni siquiera mecánicamente un texto y, analfabeto funcional, que es aquella persona que tras leer un texto no sabe interpretarlo.

Por desgracia se está incrementando el analfabetismo funcional. 

***
**
*