Páginas vistas en total

miércoles, 24 de abril de 2013

Abril2013/Miscelánea. LLEGÓ SAN JORGE Y LOS CATALANES, DE NUEVO, VOLVIERON A SEMBRAR LA CIZAÑA

*
EL HARTAZGO DEL CATALANISMO EXCLUYENTE Y SEGREGACIONISTA
*
Los nacionalistas catalanes son malos vecinos. Siempre han sido jugadores de “ventaja” y han pedido y piden un trato preferente, sin que sepamos, de verdad, la razón. La mayor parte de la industria española se ha establecido en Cataluña y en Las Provincias Vascas, mientras que muchos (muchísimos) de los trabajadores del resto del Estado han tenido que emigrar a ese territorio para ganarse la vida y hacer progresar esa tierra. Consecuencia de llevarles industrias, mano de obra y “cordericos” ha sido el desdén, la altanería y la amenaza (ya no es velada) de independencia. El poder político de Madrid (el famosos centralismo, tan denostado) premió a unos territorios y castigó a otros. Amplias áreas del Estado español se vieron olvidadas y desfavorecidas de aquellas empresas que llegaban a puñados a Barcelona y su área industrial incluida la Zona Franca. Desde la caída de Cuba en 1898 ha habido una política económica que ha descompuesto el Estado, que ha premiado siempre a los mismos y ha castigado el interior peninsular. Pero además, las instituciones catalanas alentadas por el nacionalismo creciente han expoliado el patrimonio aragonés y han reivindicado territorios fronterizos, sin que el Estado central les haya parado los pies, en ninguna ocasión. La Guerra Civil (36-39) fue utilizada por el gobierno de la Generalitat, no para colaborar en el éxito de la II República, sino para ampliar y ocupar territorio aragonés e incorporarlo a los Países catalanes (Consejo de Aragón dirigido por Ascaso). De tal hecho tenemos los aragoneses amarga memoria (Villanueva de Sijena). Cataluña tiene patrimonio aragonés fruto del saqueo bélico, fruto de la desobediencia a devolver el llamado “Patrimonio de las Parroquias de la Franja Oriental de Aragón” y fruto de todo aquello adquirido en condiciones de ilegalidad sin aceptar el retracto gentilicio. Además, en muchas ocasiones actuó abusando de la ignorancia de las gentes, es el caso de Peñalva de Villastar (un kilómetro de inscripciones celtibéricas arrancadas de la roca y llevadas a Cataluña). En la actualidad, molesta sobremanera, esa actitud de envolverse en la bandera de la Casa de Aragón para pedir la independencia. Esa bandera que originariamente son los colores papales y después las Armas de la Casa de Aragón, son de uso legal en Aragón, Valencia y Mallorca. Y molesta porque esos colores son integradores, lo han sido siempre, y no segregadores. Molesta porque su uso, hasta el hartazgo, de forma sectaria por puro interés político (siempre económico) hiere la retina de las personas que tienen a la histórica bandera de la Casa Real de Aragón, como referente.
*
PINCHAD AQUÍ:
*
*
El catalanismo político, en vez de compartir símbolos y esfuerzos económicos para salir de la crisis, utiliza la historia y la lengua como método segregacionista. Esta actitud, excluyente, prepotenteinsolidaria está creando, en el resto de España una visión muy negativa sobre el pueblo catalán que, seguramente, no tiene toda la culpa de las conductas erráticas de sus dirigentes.
*
*