Páginas vistas en total

lunes, 8 de octubre de 2018

Octubre2018/Miscelánea. EL PAZO DE MEIRÁS (ANTES DE DOÑA EMILIA PARDO BAZÁN)

EL PAZO DE MEIRÁS DE DOÑA EMILIA PARDO BAZÁN
*
Yo fui antifranquista hasta el día, 20 de noviembre de 1975. Franco no era un ideólogo y no dejó doctrina, por el contrario, era un hombre práctico, un monárquico, que quiso regenerar la trayectoria poco edificante de la corona española bajo el epígrafe de: “Monarquía del 18 de julio”. Pero, sobre todo, Franco era el “tío del palo”, es decir, un militar al que utilizó tanto la monarquía como la república para cuestiones bélicas y de “orden público”. El Movimiento fue, en este orden de cosas, la fusión de falangistas y requetés. Una coyunda siempre mal avenida. He visitado en dos ocasiones el Valle de los Caídos y he comprobado la pusilanimidad de la gente. La primera vez, a poco de la muerte de dictador, muchas eran las personas que pasaba junto a su tumba con gran respeto. La segunda vez, con la sensación de miedo casi olvidada, algunos “valientes” escupían sobre su tumba. ¡Qué valor!
El Pazo de Meirás se lo regaló la ciudad de la Coruña al dictador para que éste, llevara la “CORTE” en verano a la ciudad y ganaran sus buenos dineros el sector turístico coruñés. Bien es verdad que (el pazo) se pagó con suscripción popular y, también, se descontó una cantidad de dinero de aquellos que tenían nómina: muy mal hecho. Y esta última es la causa de que se quiera expropiar. Y lo entiendo…
Cada vez que sale el asunto del pazo de Meirás por la televisión me da la sensación, no sé si estaré en lo cierto, de que la intención con este barullo y runrún político está más en el plano de la venganza (del escupitajo en la tumba pasados más de cuarenta años) que en el plano de la estricta justicia.
*
*
*
*
***
**
*