Páginas vistas en total

miércoles, 17 de octubre de 2018

Octubre2018/Miscelánea. ESCUELA DE FAMILIAS EN TERUEL

INSTRUCCIÓN Y EDUCACIÓN
*
Son dos conceptos fáciles de entender pero que su significado no ha calado en todas las capas sociales. Instrucción es el caudal de conocimientos que adquiere un individuo y, en principio, en España, hasta el franquismo se le llamó al Ministerio del ramo:  de Instrucción. Se trataba de dar conocimientos al individuo bajo la premisa de que la educación venía añadida por la acción de la Iglesia Católica hegemónica en España. Con el franquismo se le cambió el nombre y se le puso el de Ministerio de Educación (opción muy acertada). La "Educación" no tiene que ver con la instrucción, aunque una y otra se apoyen y complementen. Durante mucho tiempo se observó que una persona instruida era, generalmente, una persona educada, pero también es verdad que el concepto de “educada” se refería, más que nada, a las normas de urbanismo y no al verdadero significado de la palabra: “Educación”.
La “Educación” también es una acción sobre el individuo y va destinada a desarrollar las capacidades intelectuales (como también hace la instrucción) pero sobre todo éticas, morales y afectivas en consonancia con la sociedad en que se vive. De tal manera que, la "Educación", puede cambiar de un país a otro, de una región a otra e incluso y, sobre todo, de una familia a otra. La razón es que la “Educación” lleva impresa un código de conductas éticas y morales, o si queremos, podemos plantearlo en los términos que ahora se dicen: de VALORES. Y es aquí, en los VALORES y en su adquisición, donde no estamos siempre todos de acuerdo.
En las dictaduras (fascistas o comunistas) el código de VALORES es único y “recetado” por el poder dominante. Ejemplo: en el franquismo la “Educación” era Católica y obligatoria para todos los españoles.
En una sociedad libre la “Educación” es un derecho del individuo inalienable. Por ello el Estado debe respetarlo y aún más, propiciarlo. Y por esa razón, no puede haber “UNA ESCUELA ÚNICA PARA TODOS/DAS” porque eso es la dictadura que repudiamos. Debe haber tantas escuelas como opciones “educativas”  nazcan en el seno de esa sociedad. Siempre y cuando se cumplan dos principios: respeto de los Derechos Humanos y consonancia o sintonía con los VALORES de la sociedad en la que se tiene que insertar el individuo.
En España a menudo se da el debate sobre la vigencia de la llamada Enseñanza Concertada y me llama mucho la atención que muchos maestros de la Enseñanza Pública no hayan entendido (o no quieren entender) que la Enseñanza Concertada es un DERECHO inalienable de individuo, y así está contemplada en la Constitución. No me extraña, tampoco, que los partidos y sindicatos de raíz marxista quieran acabar con ella, pues son opciones (políticas y sindicales) que propugnan la DICTADURA del proletariado y la supresión de los derechos y libertades del individuo.
En la “Enseñanza” concertada o no concertada, no solamente está la Iglesia, por el contrario hay muchos grupos de padres que han formado cooperativas a través de las cuales llevan a la práctica su modelo (constitucional) de educación.
La ESCUELA DE PADRES nace como una necesidad ante las carencias educativas de nuestro sistema. Muchos padres se ven sobrepasados por una realidad que les supera y, a menudo, carecen de las herramientas necesarias para apoyar una buena educación de sus hijos. ¡Queriendo educar, no saben muy bien cómo! Por esta razón la propuesta del Ayuntamiento de Teruel es digna de aplauso.
*
*
***
**
*